Revista Mía
60e82f425cafe800e8040d1a

Alimentos en su momento ideal

El verano es época de sandía y melón, pero también de berenjenas y sardinas. Comer productos de temporada tiene multitud de ventajas para ti.

Autor: Mía
Si los mejores restaurantes del mundo presumen de ofrecer productos de temporada y proximidad será porque están seguros de que estos son los mejores.
Y es que que debamos comer los melocotones en verano no solo nos lo dicen los grandes chefs, también los nutricionistas e, incluso, nuestro entorno. Los primeros se fijan en que los productos de temporada nos regalan su mejor sabor y textura. ¿Cuántas veces has comprado tomates que no tenían sabor? Para que la naturaleza nos ofrezca su mejor cara, debemos respetar sus tempos y, en este caso, el clima es el que manda. Y es que el secreto de una fruta dulce no es otro que los rayos de sol que ha recibido.

Rico y nutritivo

Los nutricionistas destacan que consumir los productos en su justo momento nos asegura aprovecharnos de todas sus propiedades y obtener la mayor cantidad de vitaminas y minerales. Además del rico sabor y la cantidad de nutrientes, si los alimentos de temporada son también de cercanía, no solo nos cercioramos de que se ha recogido en el momento exacto, también de que no hemos contaminado el planeta trayendo frutas o verduras de otros continentes, por ejemplo. Así pues, antes de plantear los menús semanales, repasa qué es lo que tu entorno te ofrece en este momento. ¡Seguro que, así, tus platos estarán más ricos!
  • SandíaNo hay fruta que más nos recuerde al verano. Es una de las preferidas, en parte, debido a su poder refrescante. De entre todos sus ingredientes, nos quedamos con la L-citrulina, que tanto beneficia a nuestro corazón y a los que sufren de hipertensión.
  • Melóntan veraniego y refrescante como la sandía, el melón destaca por su aporte de vitamina A (tan positiva para la piel) y E (un poderoso antioxidante). Es muy diurético y también laxante.
  • Melocotón: Al igual que todas las frutas de tono naranja, como los albaricoques o las nectarinas, es rico en carotenoides, es decir, antioxidantes que nos ayudan a cuidar la piel. Además de la cantidad de fibra que aporta, también posee un alto nivel de vitamina C.
  • CiruelasHasta septiembre están en su momento ideal. Esta fruta se encuentra en varios tonos. Aunque las amarillas son más ácidas y las verdes las más dulces, todas son ricas en fibra.
  • Calabacín: Aunque ya estamos acos-tumbrados a consumirlos durante todo el año, el verano es la época que mejor le sienta. Compuesto por un 90 % de agua, es. perfecto para las personas que siguen una dieta baja en sal (es bajo en sodio) y tampo-co aporta casi calorías.
  • Cebolla: Además de alegrar las ensaladas veraniegas, la cebolla cruda enriquece cualquier plato por su alto porcentaje de calcio, lo que nos ayuda a luchar contra la osteoporosis. Y hay más: pocas hortalizas ayudan tanto a mantener tu sistema inmune fuerte como la cebolla.
  • BerenjenaA pesar de que siempre hay que consumirla cocinada, la berenjena acepta mil y una combinaciones y preparaciones. Su gran contenido en agua facilita la digestión, mientras que actúa como depurativo al colaborar en la eliminación de toxinas.
  • Judías verdes: Siempre están en el supermercado, pero, si te fijas, solo ahora son del país. Es una de las verduras más consumidas y eso que no todos saben de sus propiedades para luchar contra los radicales libres, culpables del envejecimiento.
  • SardinaQue sea uno de los platos más típicos de nuestras playas –junto con los boquerones– no es casualidad. Ricas en proteínas, y, sobre todo, en omega 3 (como el resto de pescados azules), son perfectas para contrarrestar los pro-blemas de colesterol.
  • Bonito: Se trata de otro pescado azul rico en grasas saludables omega 3, además de minerales como el hierro o el potasio. Si sueles consu-mirlo en lata o congelado, este es el momento de encontrarlo en la pescadería fresco y a buen precio. 
  • GambaPresente en el mediterráneo todo el año, los expertos aseguran que la gamba está en su mejor momento los meses de verano, y esto es debido a que acaba de soltar el huevo. En el caso de la roja, su color es aún más brillante, lo que la hace más apetecible, si cabe.
  • Cabracho: Tan llamativo en la pescadería que muchas veces despierta temores a la hora de cocinarlo, su potente sabor ha conseguido que cada región tenga su receta. Es alto en proteínas, al igual que en hierro y potasio, lo que ayuda al sistema nervioso.
tracking