Revista Mía
60fa73a35cafe87f3d83b9e4

¿Te ayudan los smoothies a perder peso?

El smoothie está considerado como una de las bebidas más saludables que podemos tomar pero, ¿son realmente adecuados si estamos intentando perder peso?

Autor: Laura Lezama
Los smoothies están cada vez más de moda. Estos saludables batidos de frutas o verduras comenzaron como una moda, pero han llegado para quedarse: su aporte nutritivo y su delicioso sabor hacen que estén en la boca de todos. Pero... ¿son adecuados los smoothies si estamos intentando perder peso?
Los smoothies son batidos elaborados con trozos de fruta fresca o verduras, que tienen habitualmente una base de agua, leche, yogur o alguna bebida vegetal. Normalmente los trozos de frutas o verduras se sirven congelados para hacer de esta bebida una experiencia aún más refrescante. El smoothie tiene su origen en América Latina, donde era frecuente elaborar batidos a base de hielo y fruta congelada para soportar mejor el calor del verano. Su delicioso sabor y su fácil preparación, hizo que el smoothie se extendiera rápidamente a Estados Unidos y posteriormente, a casi todas las partes del mundo. 
El smoothie es un alimento muy versátil: puedes tomarlo al salir del gimnasio, para merendar o acompañar tu desayuno... Sin embargo, ¿son los smoothies realmente sanos si lo que queremos es perder peso? Como hemos mencionado anteriormente, podemos añadir prácticamente cualquier cosa a un smoothie: desde fruta a nata montada o mantequilla de cacahuete. Si queremos perder peso, la clave reside en hacer predominar los componentes como fruta o verdura sobre el resto de ingredientes de nuestro batido saludable. Pero aún así, puede que los smoothies no nos estén ayudando a perder peso todo lo que deberían.
Uno de los motivos por los que nuestro smoothie puede estar entorpeciendo nuestra pérdida de peso puede ser que estemos añadiéndole demasiada fruta. Sí, como lo lees: añadir demasiada fruta a tu smoothie puede hacer que contenga demasiada fructosa, es decir, demasiados azúcares procedentes de la fruta. Si solemos tomar smoothies con una elevada concentración de frutas, puede que estemos elevando involuntariamente nuestro nivel de azúcar en sangre y por tanto, subiendo de peso. Añadir algunos vegetales de hoja verde como acelgas o espinacas a nuestro smoothie, lo hará más saludable y reducirá la cantidad de azúcar que aportamos a nuestro cuerpo.
Entonces... ¿los smoothies verdes son más sanos? La respuesta es sí. Incluir verduras de hoja verde en la preparación de tu smoothie te aportará calcio y potasio y además ayudará a reducir el riesgo de sufrir diabetes, cosa que no sucede con la fruta. 
Otra de las cosas que debes tener en cuenta si estás intentando perder peso y consumes smoothies habitualmente, es que un batido que sólo contenga agua y fruta nunca debe sustituir a una comida, ya que no es lo suficientemente nutritivo. En caso de que quieras reemplazar el desayuno por un smoothie, asegúrate de que contenga los mismos componentes que incluirías en tu primera comida del día. Por ejemplo, puedes elaborarlo utilizando yogur o kéfir, frutas, verduras y semillas para hacerlo lo más completo posible y llenarte de energía para el resto del día.
Puede que sientas que tu smoothie no te sacia lo suficiente. Esto puede deberse a que no has añadido la suficiente cantidad de ingredientes, o a que lo has bebido demasiado rápido. Para evitar esta sensación, recuerda comer sin ansiedad y sin preocuparte en exceso por el peso que crees que debes perder. Tomar tu smoothie relajada y utilizar una cuchara para asegurarte que comes despacio, aumentará tu sensación de bienestar y ansiedad.
tracking