Revista Mía
60fa97105cafe8113e83b95d

Así es la dieta de las 5 eses

Aunque suene a nombre de otra dieta milagro, se trata de justo lo contrario: un concepto que define los cinco elementos clave de toda alimentación saludable.

Por mucho que los profesionales de la nutrición sean cada vez más activos en redes sociales y medios de comunicación para divulgar acerca de los buenos hábitos alimentarios y ofrecer pautas y consejos que ayuden a la población a comer mejor, de forma más saludable y más sostenible, el cambio se produce lentamente y todavía no en un grupo de población muy grande.
Las dietas milagro y las dietas descontrolados; esto es, las “no dietas”, aquellas en las que no se tiene en cuenta la salud a la hora de alimentarse y por lo tanto la composición de los menús es muy desequilibrada, siguen estando a la orden del día y las consecuencias se aprecian en datos tan preocupantes como los índices de obesidad infantil que tenemos en nuestro país.
Podemos tirarnos horas y más horas buscando documentación e información sobre todo tipo de dietas, pero si lo que uno quiere es llegar a un término medio que sea sostenible en el tiempo y encuentre el equilibrio ideal entre placer, salud y cuidado del planeta, no hace falta volvernos locos. Basta con seguir las pautas de lo que se conoce en el ámbito científico de la nutrición como Alimentación 5S.

Alimentación 5S

El término, que no es nuevo porque, por ejemplo, fue el nombre que dio título al XVII Congreso de la Sociedad Española de Nutrición (SEN) celebrado en el año 2018, hace referencia a los cinco elementos clave que en opinión de los expertos de nuestro país en la materia conforman lo que podemos denominar como alimentación saludable: que sea “Saludable, Segura, Satisfactoria, Sostenible y Social”.
Como ves, los cinco factores son muy reconocibles, tanto como fáciles de asimilar y entender, y aportan mesura y sentido común a un campo en el que es fácil encontrar, como en tantos otros hoy en día, opiniones demasiado polarizadas. Prueba de ello es el reciente debate suscitado en torno al consumo de carne después de unas declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón.
Es difícil que nadie esté en contra de promover una alimentación saludable y segura porque nuestra dieta base, la mediterránea, lo es en términos generales. Y tampoco ofrece debate alguno que la dieta estándar sea satisfactoria e incluya un componente social. No en vano, no hay que olvidar que la alimentación también es un placer, de ahí que esté relacionada con la salud pero también con el ocio y el bienestar emocional.

La importancia de la sostenibilidad

Es la sostenibilidad, seguramente, la que más opiniones encontradas puede suscitar en la población, pero lo cierto es que la comunidad científica tiene claro que es un aspecto fundamental de la dieta tanto del presente como del futuro a corto plazo. No hay demostración más evidente de dicho consenso que se haga mención expresa a ello en la propuesta España 2050 presentada recientemente por el Gobierno de España. Debemos comer no solo de forma variada y equilibrada, dando prioridad a los productos vegetales por encima de los de origen animal, sino que es imprescindible mentalizarse del impacto que supone que nos alimentemos de productos de cercanía y de temporada. 
Para profundizar más acerca de la dieta de las 5 eses o “Alimentación 5S” te recomendamos la lectura de este artículo de divulgación firmado por María del Carmen Vidal Carou, catedrática de Nutrición y Bromatología, de la Universitat de Barcelona, Mariluz Latorre Moratalla, profesora lectora del Departamento de Nutrición, Ciencias de la Alimentación y Gastronomía de dicha universidad, y Oriol Comas-Basté, profesor asociado del departamento de Nutrición, Ciencias de la Alimentación y Gastronomía también de la  Universitat de Barcelona.
La pieza, publicada originalmente en The Conversation, expone el concepto que nos ocupa y profundiza en él poniendo el foco en las legumbres, uno de los grupos de alimentos que cumple con las 5 eses. “La globalización y los estilos de vida actuales nos arrastran a patrones alimentarios alejados de los valores tradicionales, perdiendo no sólo cultura gastronómica sino también el valor en salud de la dieta mediterránea. Representan además una amenaza creciente para la sostenibilidad del planeta que nos acoge”, comienzan la introducción del artículo.
Según los tres expertos en alimentación y nutrición, “En los últimos años se está tomando conciencia de estas pérdidas y son muchos los esfuerzos que desde diferentes estamentos se están conjugando para promover cambios en la alimentación y el estilo de vida, con el doble objetivo de mejorar nuestra salud y la del medio ambiente”.
Es en este contexto, añaden, donde se puede hablar de alimentos 5S -citan el ejemplo ya mencionado de las legumbres-, que son aquellos alineados con los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la agenda 2030 de la Asamblea General de Naciones Unidas.
tracking