Revista Mía

Formas de mantenerte hidratada además de bebiendo agua

Aquí tienes algunas ideas para mantenerte hidratada correctamente además de teniendo que beber agua. ¡Toma nota!

Mucho se habla de la necesidad de mantenerse hidratado todos los días, especialmente en verano. Expertos y autoridades nos recuerdan con frecuencia la importancia de beber al menos dos litros de agua al día… ¿pero hay más formas de hidratarse además de tomando este líquido elemento? ¡Sí! Si te cuesta beber agua, aquí tienes algunas ideas más para conseguir estar correctamente hidratada.
Comienza el día con avena cubierta con semillas de chía o frutas: La avena es una opción de desayuno saludable para el corazón que puede ayudarte a vencer la deshidratación. Cuando haces un cuenco de avena, la avena absorbe el agua o la leche que usaste para cocinarla, haciendo de tu sabroso desayuno una sorprendente fuente de hidratación. Agrega también semillas de chía a la avena durante la noche: absorben aproximadamente 10 veces su peso en agua. Si además agregas fruta fresca como fresas o arándanos, un tazón de avena termina teniendo aproximadamente el mismo contenido de agua que un pepino.
Prueba el agua de coco: El agua de coco es el líquido que se forma dentro de un coco. Esta bebida tiene más potasio y menos sodio y carbohidratos que muchas alternativas populares de bebidas deportivas, por ejemplo. El agua de coco es agradable y refrescante.
Prepara una sopa fría: ¿Buscas una sopa fría para probar este verano? El gazpacho o el salmorejo es perfecto para combatir el calor en el verano y se puede preparar en varios sabores, desde sandía hasta pepino. ¡Y te aportará mucha agua!
Pexels

gazpachoPexels

Toma un café helado: A pesar de la creencia popular, el café no deshidrata. Aunque algunas bebidas con cafeína pueden causar un leve efecto diurético, donde el cuerpo se limpia creando la necesidad de orinar, el café no causa pérdida de líquidos. De hecho, una taza de café es un 98% de agua. Prueba a tomarlo con hielo para lograr todavía ingerir más cantidad de este líquido de forma indirecta.
Toma más verdura y fruta: Puedes mantener tu cuerpo hidratado consumiendo frutas y verduras que contengan un 85% o más de agua. Prueba los pepinos y la lechuga, por ejemplo, que contienen un 96% de agua. También el apio y los rábanos, con un 95% de agua, la coliflor, los pimientos morrones y las espinacas (con un 92% de agua) y frutas como la sandía y el melón, tan comunes y apetecibles en estas fechas.
Prueba un poco de requesón: Compuesto por un 80% de agua, el requesón te ayuda a mantenerte hidratada mientras te proporciona una dosis saludable de proteínas, vitaminas B, calcio, fósforo y selenio. Puedes agregarla a una variedad de alimentos como huevos, frutas y ensaladas.
Evita beber alcohol en exceso: Cuanto más alcohol ingieres, más se deshidratará tu cuerpo. El alcohol puede disminuir la producción de la hormona antidiurética, la hormona que ayuda al cuerpo a reabsorber el agua. Esto aumenta la micción, hace que el cuerpo pierda más líquido de lo normal y crea síntomas como sequedad de boca, sed y dolores de cabeza.
tracking