Revista Mía
6102ea0d5cafe80464c45c33

Superalimentos perfectos para las personas mayores

¿Qué deben comer las personas mayores para evitar enfermedades y vivir mejor? Aquí tienes algunos ejemplos.

Autor: Mia
Somos lo que comemos, es cierto. Para mantenerse saludable, es necesario comer bien. Un consejo que se vuelve especialmente importante con el tiempo... Las personas mayores, en particular, necesitan comer una variedad de alimentos saludables para mantener la fuerza, la masa ósea y la función cognitiva con los años. La buena noticia es que hay muchos superalimentos sabrosos que pueden ser útiles para este grupo de la población… ¿Interesada en conocerlos? ¡Toma nota!
Arándanos: Los arándanos son un gran alimento porque tienen altos niveles de fitoquímicos y un perfil antioxidante que promueve la salud ósea, además de la salud del cerebro. Varios estudios en animales y humanos han demostrado que una dieta rica en arándanos también tiene efectos neurocognitivos positivos, lo que significa que estas pequeñas bayas pueden ayudarte a evitar el deterioro de la memoria relacionado con la edad.
Verduras de hoja verde: Los alimentos ricos en antioxidantes, como los vegetales de hojas verde oscuro, ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo. Esto puede reducir el riesgo de contraer muchas enfermedades diferentes asociadas con el envejecimiento, como la diabetes, las enfermedades cardíacas y el cáncer. Además, las verduras de hoja verde, como la espinaca, la lechuga o la col rizada (también conocida como kale) también tienen un alto contenido de vitamina K, que ayuda a que la sangre se coagule y protege los huesos de la osteoporosis.
Salmón: Los pescados grasos como el salmón tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. El salmón también es una gran fuente de proteína, un macronutriente que es esencial para mantener la masa y la fuerza muscular.
Pexels

salmónPexels

Coles de Bruselas: Las coles de Bruselas son parte de la familia de las verduras crucíferas, que se ha demostrado que reducen el riesgo de cáncer al proteger el ADN para que no se dañe. También son vegetales muy ricos en fibra, lo que ayuda a promover los movimientos intestinales regulares y a mantener un peso saludable al aumentar la sensación de saciedad después de una comida con relativamente pocas calorías.
Huevos: Los huevos han sido denostados y elogiados alternativamente a lo largo de los años, y muchas personas se han decidido por comer la clara para obtener un buen refuerzo de proteínas sin el colesterol que se encuentra en las yemas. ¡Sin embargo, la mayoría de los beneficios nutricionales de los huevos se pueden encontrar en la yema! En ellas hay selenio, vitamina D, vitamina B6, vitamina B12, colina...
Yogur griego natural: El yogur griego es un alimento funcional porque es muy versátil. Tiene más proteínas en comparación con el yogur normal, ya que una porción de 150 gramos es casi equivalente a una porción de 60 gramos de carne. Una taza de yogur griego contiene 17 gramos de proteína y aproximadamente el 20% de la ingesta diaria recomendada de calcio, que es importante para los adultos mayores que buscan fortalecer los huesos para prevenir la osteopenia y la osteoporosis.
tracking