Revista Mía

Alergias alimentarias y sensibilidades alimentarias, ¿qué diferencia hay?

¿Son lo mismo? ¿Por qué se producen? ¿Qué alimentos las generan? ¿Cómo se tratan? ¡Resolvemos todas tus dudas!

¿Alguna vez has tenido una mala reacción después de tomar una comida o una bebida? Si es así, ¿sabías si tu reacción fue causada por una alergia a los alimentos o por una sensibilidad a los alimentos? A menos que seas una experta, seguramente uses estos dos términos indistintamente. Pero una alergia a los alimentos y una sensibilidad a los alimentos son cosas muy diferentes y es útil conocer las distinciones, ya que se las trata de manera diferente.... .
¿Cómo identificarlas?
Las alergias a los alimentos son más graves que las sensibilidades alimentarias. Las primeras pueden causar enfermedades a largo plazo y problemas y complicaciones potencialmente mortales, como dificultad para respirar, mientras que las sensibilidades a los alimentos pueden causar una incomodidad temporal y se asocian más con molestias que se pasan con el tiempo.
Con alergias alimentarias, los pacientes suelen tener antecedentes de síntomas. Un diagnóstico de alergia se puede confirmar con un análisis de sangre o con una prueba de alergia cutánea. Estas pruebas confirman la presencia de anticuerpos de inmunoglobulina E, o IgE, que son típicos en pacientes con alergias alimentarias. Los síntomas de una alergia alimentaria generalmente se manifiestan rápidamente, dentro de los 30 minutos siguientes a haber ingerido un alimento. Por su parte, las reacciones de sensibilidad a los alimentos pueden aparecer hasta 72 horas después.
Pexels

alergia alimentosPexels

Alergias alimentarias
Las alergias a los alimentos ocurren cuando el sistema inmunológico reconoce un componente alimenticio que identifica como peligroso. El sistema inmunológico reacciona entonces de forma exagerada al producir anticuerpos IgE, que impulsan a las células a liberar sustancias químicas, que pueden (en casos graves) causar hinchazón y dificultad para respirar. Más síntomas incluyen picazón y urticaria, hinchazón de la piel, vómitos y diarrea.
Se estima que aproximadamente el 90% de las alergias alimentarias son causadas por nueve alimentos concretos. ¿Cuáles son?
  • Cacahuetes
  • Nueces 
  • Leche de vaca.
  • Huevos.
  • Pez.
  • Mariscos.
  • Soja.
  • Trigo.
  • Sésamo.

Si tienes una alergia alimentaria, la única forma de evitar una reacción es no comer los alimentos que causan los síntomas. Pero a veces las personas con alergias entran en contacto con dichos alimentos incluso cuando intentan evitarlos… ¡O directamente no saben que son alérgicas y los toman! En estos casos, existen tratamientos eficaces para las reacciones alérgicas a los alimentos: los antihistamínicos de venta libre en farmacias pueden ser efectivos para casos leves. Las reacciones alérgicas más graves, que conlleven hinchazón severa, dificultad para respirar, opresión en el pecho o sibilancias, se suelen tratar con un antiinflamatorio más fuerte, como los esteroides.
Sensibilidades alimentarias
Por otro lado, las sensibilidades e intolerancias alimentarias tienen lugar en el sistema digestivo y generalmente se asocian con la producción de enzimas digestivas inadecuadas o con sensibilidades a los aditivos alimentarios. Los síntomas causados por la sensibilidad a los alimentos pueden ser inmediatos o tardíos, pudiéndose manifestar horas después de la ingestión de distintas formas: náuseas, hinchazón, cambios en los hábitos intestinales, cólicos… ¿Cuáles son las sensibilidades alimentarias más comunes? Cuatro: a los lácteos, al gluten, al trigo y al maíz.
tracking