Revista Mía
6107c8b35cafe8857aef83ef

Ingredientes ricos en agua que son ideales para hidratarte en verano

Hay muchos alimentos que deben tener protagonismo en nuestra dieta en las semanas de más calor.

Hidratarse bien no es la única necesidad básica que el ser humano debe garantizar a través de unos buenos hábitos alimentarios, pero sí es una cuestión esencial, especialmente en el verano. Afortunadamente, en España tenemos muchísimos alimentos a mano, cultivados en nuestro entorno más directo, que nos proporcionan enormes cantidades de agua, por lo que son productos que deben tener protagonismo en nuestra dieta.
A continuación, compartimos una lista que hemos elaborado con algunos de estos alimentos ricos en agua, la mayoría de ellos productos de temporada. No vas a encontrar carnes o pescados, pero tampoco legumbres o frutos secos, que son imprescindibles en una dieta equilibrada, variada y saludable.
Con esto queremos advertirte simplemente de que no se puede confundir hidratación con garantía de salud: esta es una pata de la dieta, pero no la única. No caigamos en lo mismo que nos pasa con el azúcar, que todavía mucha gente piensa que por el hecho de que un producto no contenga azúcar añadido ya tiene que ser saludable cuando ni mucho menos es así en el 100% de los casos.
Dicho esto, esta es nuestra selección de productos saludables de cercanía que son magníficas fuentes de hidratación en esta época del año:

Pepino

Su contenido en agua supera el 95% por lo que no hay mucho más que añadir al respecto de esta verdura que también aporta vitamina C y potasio, entre otros nutrientes beneficiosos para la salud. Aprovecha su composición y su sabor para consumirlo en crudo en ensaladas o cremas frías como el mítico gazpacho.
Como el pepino, la sandía tiene un 95% de agua también sobre el 100% de su composición. Es decir, por una vez, sin que sirva de precedente, sí es cierta la creencia popular de que “la sandía es todo casi todo agua”. En consecuencia, su aporte calórico es mínimo, por lo que es un alimento fantástico para formar parte de una dieta saludable en verano. Además de cruda y sola, puedas aprovecharla en batidos e incluso en ensaladas.
Como la sandía, el melón es otro alimento de temporada muy rico en agua, aunque en un porcentaje ligeramente inferior, en torno al 90% del total. La ventaja con respecto a la sandía es que quizá sea más versátil en la cocina porque ofrece más variantes: batidos, helados, ensaladas, en desayunos y meriendas con yogurt… No es que la sandía no pueda ser parte de estas elaboraciones, pero no nos engañemos: el melón la supera en la mayoría de ellas. Otra cosa es el duelo al descubierto, donde el debate es intenso. Lo mejor, disfrutar de ambas.
No puede faltar la fruta por excelencia del verano en la dieta mediterránea, la que seguramente más consumamos porque, esta sí, es la reina de la versatilidad. Están tan buenos los tomates en verano que no necesitan más que sal y un chorro de aceite de oliva virgen extra, pero a partir de ahí puedes hacer auténticas virguerías con ellos. Y lo mejor es que tienen cerca de un 90% en agua en su composición, por lo que son perfectos para hidratar al cuerpo.
Las verduras de hoja verde, en general, son todos alimentos ricos en agua, por lo que reforzarán la hidratación del organismo de manera natural. Una de las que más agua contiene en su composición dentro de este grupo de alimentos es la lechuga, que aporta alrededor de 95 gramos de agua por cada 100. En verano, ya sabes, ¡bien de ensaladas!
Como el pepino, el calabacín también ofrece un suplemento de agua muy importante, aproximadamente 96 gramos por cada 100. Si a esto le añades que también el 4% restante es saludable porque, entre otras cosas, es rico en proteínas y vitamina C, tienes una verdura imprescindible en tu dieta. Eso sí, también importa cómo se coma: no es lo mismo que freírlo que, por ejemplo, comerlo en crudo dándole forma de espaguetis o tallarines para usarlo como base en un plato frío. Es más saludable esto último.
Aunque mucha gente cree que son una fruta de primavera, las fresas de verano existen y, de hecho, cada vez se ven más en las fruterías, supermercados y restaurantes. Además de por su sabor, es un alimento que destaca por tener un 90% de agua en su composición y por ser rica en antioxidantes. Es una alternativa a las frutas habituales de verano ideal.
Incluimos en la lista, donde también podrían estar el melocotón, la piña y un sinfín de frutas y verduras, una segunda verdura de hoja verde. En este caso, la espinaca, que contiene un 90% de agua, a lo que hay que añadir su aportación en hierro y vitamina E, entre otros nutrientes esenciales.
tracking