Revista Mía
611385305cafe8fcb8c61433

La ensaladilla rusa...¿a la nevera o al congelador?

¿Alguna vez te has preguntado cual es la mejor forma de conservar la ensaladilla rusa?¿Congelador o nevera?¿Durante cuánto tiempo?¡Quédate para conocer todas las respuestas!

Autor: Laura Lezama
La ensaladilla rusa es un plato al que recurrimos en todas las estaciones del año: está rica, puede ser muy saludable y además no tardamos demasiado en hacerla. Cuando cocinamos este plato, tendemos a preparar mucha cantidad. Y si algo no nos gusta, es tener que tirar la comida. Por eso, hoy te enseñamos las formas en las que puedes conservar tu ensaladilla rusa.
Probablemente conozcas la mayoría de los ingredientes que componen este popular plato: patatas, atún, huevos, zanahoria, guisantes y mayonesa son algunos de los componentes de la clásica ensaladilla rusa. Todos están deliciosos, pero... ¿ qué tienen todos estos alimentos en común? Sus ingredientes son altamente perecederos. Por ello, para poder disfrutar de este plato con toda tranquilidad, conviene saber algunos trucos para conservarlo correctamente.
Cuando queremos conservar un alimento durante el mayor tiempo posible, normalmente recurrimos al congelador: muchas veces lo consideramos como una solución mágica que hace que nuestros alimentos duren mucho más tiempo en el mismo estado. Sin embargo, la variedad de ingredientes que contiene la ensaladilla rusa hace que no se pueda congelar así como así: hay varias cosas a tener en cuenta. Nos quedaría entonces la opción de la nevera, pero también tenemos que vigilar la ensaladilla en nuestro frigorífico. Para que te quedes con la menor duda posible, comparamos estos dos aparatos para que sepas como conservar tu ensaladilla en perfectas condiciones durante más tiempo.
¿Podemos guardar la ensaladilla rusa en la nevera? La respuesta es sí. Eso sí, si tu receta incluye una gran cantidad de verduras, no deberías dejarla más de cuatro días para prevenir posibles intoxicaciones. Para conservar la ensaladilla en la nevera, utiliza un recipiente lo más hermético posible. Si optas por un clásico tupper de plástico, asegúrate de que este cierre correctamente y que no tenga ninguna fuga de aire. De otra forma, cabe la posibilidad de que tus alimentos se pochen mucho antes. Si vamos a guardar la ensaladilla en la nevera, también deberíamos asegurarnos de que esta se mantiene a una temperatura correcta: como máximo 5 grados centígrados; aunque lo ideal para conservar este alimento es que se encuentre entre los 3 o 4 grados. También debemos evitar abrir el recipiente de la ensaladilla hasta que no vayamos a consumirla. 
Pero... ¿y qué si preferimos el congelador a la nevera? En principio no habría ningún problema, pero si elegimos esta opción tenemos que tener más cuidado: no podemos meter la ensaladilla con atún, mayonesa ni huevo en el congelador porque de esta forma durará mucho menos en perfecto estado. Por eso, lo ideal si optamos por la opción del congelador, es congelar sólo las verduras y descongelarlas en el momento en el que vayamos a cocinar el resto de nuestra ensaladilla rusa. De esta forma, podrás disponer de las verduras durante mucho más tiempo y podrás disfrutar de este plato de forma totalmente segura. Además, notarás que los ingredientes están mucho más frescos y llenos de sabor.
Para congelar los ingredientes de la ensaladilla rusa, conviene trocear todos las verduras a excepción de las patatas. Después las meteremos en recipientes aptos para congelar: lo más óptimo es que utilices bolsas de zip o con cierre hermético para asegurarte de que no entra el aire. Si tu congelador tiene algún cajón más indicado para las verduras, conviene que lo guardes en ese. Si no lo tiene...¡no hay problema! Guárdalo en algún otro en el que tengas espacio. Ahora que ya sabes como conservar tu ensaladilla en las mejores condiciones, ya puedes comerla sin ningún reparo. ¡Seguro que está deliciosa!
tracking