Revista Mía

Motivos de peso por los que deberías incluir más rúcula en tus ensaladas

¿Sabes todo lo que la rúcula puede hacer por ti? Ficha las propiedades de este vegetal que puedes tomar en tus ensaladas.

Cuando hablamos de verduras de hoja verde, la mayoría de nosotras pensamos en las espinacas o en el kale. La rúcula, por ejemplo, no suele venirnos a la mente… aunque sea uno de los vegetales más interesantes, nutricionalmente hablando, que podamos consumir durante todo el año.
También llamada berro italiano, la rúcula es un miembro de la brassica o familia de las crucíferas, que incluye al brócoli, a la coliflor y a las coles de Bruselas. Este delicioso vegetal es rico en nutrientes, tanto en fibra como en fitoquímicos beneficiosos, que son los compuestos que contribuyen a su color, sabor y olor. La rúcula también está llena de antioxidantes, que pueden revertir el daño a las células del cuerpo. Estos son algunos de sus nutrientes más destacados:
  • Vitamina A: este poderoso antioxidante apoya la función inmunológica, el crecimiento celular y la salud general de los ojos. También ayuda a mantener la función cardíaca, pulmonar y renal.
  • Vitamina K: ayuda a la coagulación sanguínea y mejora la salud del sistema circulatorio.
  • Vitamina C: otro poderoso antioxidante que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y ayuda a las células a combatir los radicales libres causantes del envejecimiento.
  • Folato: esta vitamina B es especialmente importante para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a respaldar la producción de ADN y otro material genético.
  • Potasio: Este mineral ayuda a que los músculos se contraigan normalmente y es vital para la función de los nervios y el corazón.
Pexels

rúculaPexels

Pero… ¿en qué se traducen todos estos compuestos? La rúcula tiene increíbles beneficios sobre la salud. ¡Toma nota!
Reducción del riesgo de sufrir cáncer: Algunas verduras tienen propiedades anticancerígenas específicas y la rúcula es una de ellas. Debido a que la rúcula se considera una verdura crucífera, es una fuente de glucosinolatos, que son sustancias que contienen azufre y, según diversos estudios, tienen poder para combatir enfermedades o reducir su riesgo, como el cáncer.
Prevención de la osteoporosis: Debido principalmente a que la rúcula tiene un alto contenido de calcio y en vitamina K, los dos nutrientes clave para una salud ósea adecuada. Al proporcionar 32 miligramos por taza, la rúcula también contribuye a la necesidad diaria de calcio de una persona, que suelen ser unos 1000 mg para los adultos.
Reduce el riesgo de sufrir diabetes: La rúcula, así como otras verduras crucíferas, son buenas fuentes de fibra, conocida por la regulación de la glucosa en sangre y la reducción de la resistencia a la insulina.
Metabolismo y masa muscular: La rúcula es uno de los pocos alimentos con alto contenido de sirtuinas, un grupo de proteínas que regulan varias funciones en el cuerpo. Se ha demostrado que este tipo de proteína regula el metabolismo, aumenta la masa muscular y ayuda a quemar grasa.
Ayuda con la salud del corazón: La ingesta de vegetales crucíferos es conocida por tener un efecto protector sobre el corazón, gracias a su su alta concentración de compuestos vegetales beneficiosos, incluidos polifenoles y compuestos orgánicos de azufre.
tracking