Revista Mía
612e3f785cafe8a03c32382e

¿Qué son los wagashi? El plato más cuqui de la comida japonesa que debes probar

Además del sushi, el ramen, o el tataki, seguro que te queda mucho por conocer de la gastronomía nipona. Una pista, esta plato suena a wasabi, pero no tiene nada que ver. ¡Y es monísimo!

Autor: Maite Torrente
Lo japo está de moda, pero cuidado si estás pensando en hacerte la experta porque has comido sushi alguna vez y te suenan términos como yakitori, ramen o edamame. ¡Te queda mucho que aprender! Por ejemplo, ¿sabes qué son los wagashi? No, no es una variedad de wasabi menos picante ni nada parecido, aunque el nombre sea muy parecido. Estamos hablando del postre más cuqui de la gastronomía japonesa; no sólo está buenísimo, además queda genial en la mesa.
Ya solo verlos nos harán exclamar: "Oh, qué monada", pero ahí no queda la cosa porque tienen una larga historia y tradición. Los wagashi son unos dulces tradicionales japoneses que suelen servirse como acompañamiento del para contrarrestar el sabor amargo de esta infusión. Están elaborados con harina de arroz o de trigo, con la que se elabora un pastelito que se llama mochi, y luego se rellena de pasta endulzada de judías azuki y fruta. Pero lo verdaderamente importante es la estética, que es muy cuidada y llamativa. ¡Pequeñas obras de arte dulces para tu paladar! Eso sí, ni te plantees hacerlos en casa a no ser que seas una experta en manualidades, porque van mucho más allá que una simple receta de cocina. Basta con ver fotos de los maestros reposteros expertos en el país del sol naciente para comprobarlo.
Sus diseños por norma general están inspirados en la naturaleza  y van cambiando dependiendo de la estación. En primavera, es habitual que se elaboren wagashi que representan la floración de los cerezos, algo tan hermoso y típico de Japón. En verano pueden ser hojas jóvenes de bambú verde o emular los fuegos artificiales; la luna de otoño en esa época y un toque de nieve en invierno. El colorido y la forma de estos pastelitos son sus dos características principales. Son tan cuquis que incluso da pena comérselos...

Cada wagashi tiene un nombre diferente que hace referencia a algún objeto o poema. Y aunque puedan parecer súper dulces, en realidad su sabor es bastante suave, como también lo es su tacto aterciopelado. Además son bastante ligeros y nada empalagosos. ¿A qué esperas para probarlos? Hay diferentes variedades según el grado de humedad: frescos, semifrescos y secos. Estos últimos son los que más duran.
En la cultura japonesa los wagashi se comen en diferentes ocasiones: con el té, como hemos explicado antes, se regalan también en las bodas, se consumen como postre normal e incluso como elemento decorativo por su llamativa apariencia. Lo más probable es que hayas comido los mochis, que son el pastelito relleno pero redondo, sin decoración, pues están en las cartas de cualquier restaurante japo e incluso los venden en los grandes supermercados, pero no te va a costar encontrar este dulce. En Madrid, por ejemplo, hay algunas tiendas especializadas como el salón de té Wagashi Utatane, que ofrece una suculenta variedad de wagashi entre otras recetas japonesas. Después de comerlos por primera vez quizá dejes de lado las pastas y le des la bienvenida a la otra estrella de la cocina japo, menos conocida de lo que debiera...
tracking