Revista Mía

4 sencillos cambios en la dieta que harán que envejezcas mejor

¿Sabías que la forma en la que comes puede jugar un papel fundamental en la forma en la que envejeces? Toma nota de estos hábitos.

Echa un vistazo a una foto tuya de adolescente y luego mira el reflejo de un espejo. ¿Por qué envejecemos y cambiamos con el tiempo? Las dos proteínas principales de la piel, el colágeno y la elastina, envejecen y se degradan con el tiempo. Con el tiempo, las capacidades naturales del cuerpo para luchar contra los radicales libres disminuyen, por lo que estas moléculas dañan estas dos proteínas, lo que provoca alteraciones estructurales y funcionales en las células de la piel. Para empeorar las cosas, estar expuesto a los rayos ultravioleta del sol, fumar y seguir una dieta poco saludable generan moléculas adicionales de radicales libres que dañan aún más la piel y nos hacen envejecer más rápido y peor.
¿Significa eso que podemos hacer algo para envejecer mejor o parecer más jóvenes? ¡Pues sí! Y no hablamos de la cirugía estética, si no de la alimentación. La dieta juega un papel fundamental en nuestro envejecimiento, y lo que decidimos comer hoy puede marcar la diferencia en nuestro aspecto de unos años… Somos lo que comemos.., así que si quieres envejecer mejor, toma nota de estos hábitos alimenticios que querrás poner en marcha:
Toma más vitamina C: La vitamina C no solo es un antioxidante eficaz para combatir los radicales libres, sino que también es necesaria para ayudar a las enzimas a producir colágeno. Diversas investigaciones sugieren que la vitamina C de los alimentos puede ayudar a regenerar las células de la piel, reducir las arrugas y luchar contra el envejecimiento ultravioleta de la piel cuando se expone a la luz solar. Las dietas ricas en frutas y verduras, que son los principales contribuyentes de vitamina C en los alimentos, están asociadas con una piel más saludable entre las mujeres.
Pexels

vitamina cPexels

Toma más ácido linoleico: En un estudio realizado de 4.000 mujeres, aquellas con una dieta más rica en ácido linoleico, el ácido graso más abundante en la piel, tenían menos probabilidades de experimentar adelgazamiento o descolgamiento de la piel, lo que magnifica las arrugas de la cara. Como el cuerpo no produce ácido linoleico de forma natural, debes comerlo. El aceite de soja, el aceite de canola, las nueces, las almendras y el edamame están repletos de ácido linoleico. Consúmelos con alimentos ricos en vitamina C para maximizar las mejoras de la piel.
Consume menos alimentos azucarados: No es ninguna sorpresa: una dieta baja en azúcares agregados y carbohidratos refinados puede ayudar a que la piel luzca más joven durante más tiempo. Por el contrario, una dieta alta en azúcar puede dañar las fibras de colágeno y elastina, haciendo que pierdan su elasticidad, lo que genera más arrugas y flacidez de la piel. Reemplaza las golosinas y las bebidas azucaradas por piezas de fruta: sandía, melón, uvas y piña, fresas, cerezas…
Toma más colágeno: El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo. Se puede encontrar en alimentos de origen animal como las aves y la carne. Cuando comes proteínas, estas se descomponen en aminoácidos. Una vez absorbidos, el cuerpo vuelve a ensamblar estos aminoácidos para satisfacer todas sus necesidades de proteínas, por ejemplo, mediante la creación de hormonas específicas, enzimas y el colágeno en huesos, tendones y piel. Por lo tanto, tener una dieta adecuada en proteínas es bueno para la salud en general, incluida la piel.
tracking