Revista Mía
6156c5dc5bafe8eed1192610

3 razones para comer membrillo

¿Te gusta el membrillo? ¡Genial! Esta deliciosa fruta no solo alegrará tu paladar, sino que esconde grandes beneficios para tu salud. Te contamos algunas razones para comer membrillo.

Autor: Laura Lezama
Con el otoño, comienza la temporada estrella de una de nuestras frutas favoritas: el membrillo. Que está delicioso lo sabemos todos, pero...¿eres consciente de todos los beneficios que tiene? ¡Hoy te enseñamos cuáles son!
El membrillo es una de las frutas más clásicas de la época otoñal. El membrillo procede del membrillero, y su piel es habitualmente amarilla o anaranjada con un tacto más bien terso. La temporada de esta fruta comienza a finales del mes de septiembre: de aquí viene la expresión "el veranillo del membrillo", cuando sigue haciendo calor durante los últimos días de este mes. Lo cierto es que la temporada del membrillo es bastante larga, ya que podemos seguir disfrutando de este fruto hasta finales de enero. Otra ventaja de esta fruta es que es difícil que se nos ponga malo, ya que puede durar hasta tres meses en nuestros hogares una vez arrancado del árbol. 
Pese a todos los beneficios que vamos a contarte, es muy probable que nunca hayas tomado membrillo solo. Esto se debe a que su sabor es en general bastante agrio. Así que la forma de tomar esta fruta es habitualmente en forma  de dulce de membrillo. El inconveniente es que este postre, también conocido como carne de membrillo, suele llevar incorporadas grandes cantidades de azúcar para conseguir su reconocida textura. Por eso, lo mejor es que optes por un dulce de membrillo sin demasiado azúcar incorporado o, si contiene azúcar, que este sea lo más natural posible, como la stevia o la miel. 
En cualquier caso, tanto por su sabor como por sus propiedades, el membrillo nos encanta, y apostamos por incluirlo en nuestra dieta en cualquiera de sus versiones, ya que pese a su peculiar sabor, puede incluirse en más recetas de las que crees. Por si aún no acabas de convencerte, aquí van algunas razones por las que deberías comer más membrillo.

Rico en fibra y taninos

El membrillo contiene una buena proporción de fibra. De hecho, es la segunda fruta con mayor contenido en fibra después de los nísperos. Pero no te dejes engañar por esto: el membrillo destaca por ser un alimento con potentes propiedades astringentes; con lo que si padeces diarrea puede ayudarte a controlarla. Además de fibra, el membrillo contiene una buena cantidad de pectinas, una sustancia gelatinosa que ayuda a nuestro organismo a eliminar lo que no necesitamos y que puede beneficiarnos en caso de padecer enfermedades como el colesterol.  Si tomas su versión sin azúcar, estas ventajas serán aún mayores así que...¡aprovéchalas cuando los necesites!
La carne de este fruto no es lo único que puedes aprovechar de él: sus semillas tienen también algunos beneficios que podrían interesarte. De hecho, son unos poderosos expectorantes. En otoño, es bastante común que reaparezcan la tos y los mocos después del verano. Pues bien, tomar o infusionar semillas de membrillo podría ayudarte a expulsar la mucosidad y encontrarte mejor. Además, estas semillas también tienen algunos efectos antiinflamatorios que podrían ayudar a tus bronquios. Por tanto, si quieres estar bien preparada para sobrevivir de la mejor forma posible a los resfriados de otoño, asegúrate de tener algunos membrillos en tu despensa.
Tanto si haces deporte como si no, el potasio es un mineral que siempre viene bien ya que nos aporta energía saludable y actúa como una especie de "gasolina" de nuestro sistema musculoesquelético. El membrillo es una de las frutas con más potasio que podemos encontrar, así que no dudes en incorporarla a tus platos y postres. 
tracking