Revista Mía
617452365cafe8ce8e983ac9

¿Son las granadas tan saludables como se cree?

¿Cuáles son las propiedades de esta fruta tan famosa del otoño? Descubre los increíbles beneficios comprobados de las granadas.

Autor: Mia
Las granadas. O las amas o las odias. De sabor un poco amargo, abrirlas y consumir sus pequeños gajos puede ser una tarea laboriosa… ¿Pero de verdad merece la pena el trabajo de pelarlas y de sacar todos sus pequeños gajos de color rojo brillante con cuidado? Se ha hablado mucho de lo buenas que son las granadas para la salud… ¡y lo cierto es que así es! Las granadas son mucho más saludables de lo que crees. Para empezar, la mitad de una taza de gajos de granada tiene solo 72 calorías, 16 gramos de carbohidratos y nada menos que 3 gramos de fibra. Las granadas también tienen mucho ácido fólico, potasio, vitamina C y vitamina K, unos nutrientes que intervienen en muchos procesos del organismo.
Originarias de Irán e India, las "joyas del otoño", como a veces se les llama a las granadas, en realidad se consideran una baya tan buena como pueden ser los arándanos, las frambuesas o las moras. El color rojo de esta fruta proviene de pigmentos vegetales llamados polifenoles que se encuentran en muchos alimentos de origen vegetal que funcionan como antioxidantes en el cuerpo y que ayudan a combatir la inflamación y el envejecimiento. Las granadas también están asociadas a una mejor salud cardiovascular. Pero esos no son sus únicos beneficios… ¡Estos son algunos más!
Potente antioxidante: ¿Sabías que el jugo de granada contiene niveles más altos de antioxidantes que la mayoría de los otros jugos de frutas? Este fruto también tiene tres veces más antioxidantes que el vino tinto y el té verde. El jugo de una sola granada tiene más del 40% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, un antioxidante que frena los efectos de los radicales libres responsables del envejecimiento.
Pexels

granadasPexels

Prevención del cáncer: Diversos estudios sugieren que el poder antioxidante de la granada podría detener el crecimiento de células cancerígenas. Los resultados de estas investigaciones todavía son preliminares, pero esperanzadores.
Mejores digestiones: El jugo de granada puede ser de beneficioso para personas que sufran enfermedades intestinales inflamatorias como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerativa. Gracias a su alta concentración de antioxidantes, la granada es antiinflamatoria y mejora las digestiones.
Salud cardiovascular: El consumo regular de granada puede disminuir la presión arterial y reforzar las paredes de las arterias y de las venas. También fortalece el corazón y gracias a su contenido en polifenoles, puede ayudar a prevenir la aparición de enfermedades coronarias.
Cómo escoger las mejores granadas
No siempre es fácil escoger las mejores granadas en el supermercado. Para dar con las mejores, fíjate en su piel: apuesta por aquellas que tengan un color intenso con matices marrones y cuya piel sea delgada pero fuerte. Presta también atención a su peso: cuanto más pese, más jugosa será y más cantidad de gajos (y de zumo) tendrá en su interior. Para introducirlas en la dieta, pélalas y toma los gajos directamente con una cuchara o échalos en yogures, revueltos de avena, tazones de cereales o incluso ensaladas.
tracking