Revista Mía
61771d715bafe839a5d344f7

Por qué deberías beber más agua durante los meses de otoño e invierno

¿Bebes suficiente agua en los meses de más frío del año? ¡Estas son las razones por las que deberías tomar más todavía!

Autor: Mia
Acordarse de beber suficiente cantidad de agua es fácil durante los meses de verano, cuando las temperaturas son mucho más altas, realizamos más actividades al aire libre, sudamos más y por lo general, tenemos más sensación de tener sed con frecuencia. Pero mantenerse adecuadamente hidratado es igualmente importante (o casi más) durante los meses de otoño y de invierno.
Y es que la humedad ambiental juega un papel importante en los niveles de hidratación de nuestro organismo… Las calefacciones centrales, por ejemplo, que ponemos cuando hace frio, provoca ambientes interiores mucho más secos durante esta época del año, lo que puede conducir a una mayor pérdida de agua simplemente por respirar. Pero ese no es el único desafío… ¿Sabías que en los ambientes fríos, los riñones excretan y filtran más orina? Por todo ello, (y ya que el invierno es más común olvidarse de beber agua), los casos de deshidratación son más frecuentes de lo que crees.
Incluso una deshidratación leve, -marcada por el nivel en el que las personas comienzan a sentir sed- ya está relacionada con una mayor dificultad para concentrarse, con una mala memoria e incluso con un peor estado de ánimo. Diversos estudios también han demostrado que las personas que consumen una cantidad baja de agua de forma recurrente o crónica tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades renales, cálculos renales e infecciones del tracto urinario con la edad. La deshidratación también se ha relacionado con procesos de inflamación y con otros problemas como la rigidez de las arterias, la regulación de la presión arterial y otros factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
Pexels

aguaPexels

¿Cuánta agua beber en los meses de otoño y de invierno?
La cantidad exacta de agua que necesitan las personas puede variar. Las necesidades de agua cambian de un día para otro en función de varios factores como la temperatura ambiental y el nivel de actividad que se realice (ya que no es lo mismo alguien con una vida sedentaria que un atleta, por ejemplo). En general, el Instituto Federal de Medicina Estadounidense sugiere que las mujeres deberían ingerir unos 2,7 litros y los hombres unos 3,7 litros de agua al día. Puede parecer una cantidad muy elevada, pero debido a que la comida ya aporta aproximadamente el 20% del total de agua diaria, esta cantidad realmente se reduce.
¿Cómo tomar más agua en estos meses del año? Ten siempre a mano una botella rellenada con agua. Y si aun así te cuesta beber agua sola, puede ser buena idea que le des una oportunidad a las infusiones y a los tés calientes, de los que además puedes obtener otros beneficios si cuentan con ingredientes como el limón, el jengibre o la canela. Apuesta también por incluir en tu dieta con frecuencia sopas y caldos (eso sí, bajos en sodio) y sobre todo una amplia variedad de frutas y verduras, que en su mayoría contienen entre un 90 y un 95% de agua.
tracking