Revista Mía

Formas de mejorar notablemente tu salud en menos de un minuto

¿Sabías que algunos hábitos sencillos que llevan menos de un minuto pueden influir de forma directa en tu salud? ¡Te los contamos!

Autor: Mia
¿Tienes un minuto? Tenemos buenas noticias para ti. Si bien mucho de lo que se supone que debemos hacer para mantenernos saludables en nuestro día a día lleva tiempo y esfuerzo (ejercicio regular, comidas sanas, dormir ocho horas…), también hay muchas cosas más rápidas que también pueden mejorar tu salud. Hablamos de hábitos que llevan menos de un minuto y que pueden influir de forma importante en tu organismo. ¿Algunos ejemplo? Toma nota de estas formas de mejorar notablemente tu salud fácilmente:
Usa hilo dental cuando te laves los dientes: Usar hilo dental en los lados de los dientes, donde los alimentos y las bacterias se acumulan y pueden causan problemas, lleva menos de un minuto. ¡No te olvides de este paso al lavarte los dientes!
Enjuaga tu boca: Enjuagarte la boca durante al menos 30 segundos da tiempo suficiente para que todos los dientes estén expuestos a las propiedades antibacterianas del enjuague. Puedes hacerlo en cualquier momento, pero es recomendable hacerlo antes de acostarse. Cuando duermes, tu boca está más seca, lo que permite que las bacterias hagan la mayor parte del daño, por lo que el enjuague bucal puede ayudar a mitigar los efectos.
Bebe agua por la mañana: Bebe un vaso grande de agua cuando te despiertes por la mañana, antes del café. No solo porque estás deshidratada por dormir toda la noche, sino también para activar tu cerebro, riñones e intestino más rápido.
Pexels

aguaPexels

Añade semillas a tu desayuno: Agrega 3 cucharadas de semillas de cáñamo a tu yogur, batido o avena. Comer proteínas por la mañana ayuda a mantener estables los niveles de azúcar y energía en sangre durante toda la mañana, lo que significa que el hambre y el estado de ánimo también son más estables.
Enjuaga las legumbres: Ese líquido en el que nadan las legumbres y las verduras enlatadas es principalmente sal y almidón. Una colada seguida de un enjuague rápido de 10 segundos eliminará aproximadamente el 40% del sodio.
Prepara una taza de té: Solo un minuto de preparación es todo lo que se necesita para una bebida que tiene un gran impacto en la salud. Beber té verde al menos tres veces a la semana se ha relacionado con aproximadamente un 25% menos de riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, según un nuevo estudio en el European Journal of Preventive Cardiology.
Carbohidratos saludables: Cuando tomes un alimento rico en carbohidratos, como pan, pasta o patatas, rocíalo primero con un poco de aceite de oliva o vinagre. La grasa y el ácido pueden disminuir considerablemente el impacto glucémico de los carbohidratos. En otras palabras, esto te ayudará a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, lo que también puede mantener los niveles de energía.
Haz una pausa a mitad de la comida: Cuando te sientes a comer, tómate un momento para dividir físicamente la comida por la mitad antes de comenzar a comer. Así harás una pausa y reducirás la velocidad a la que comes, para reevaluar tu nivel de hambre y saciedad.

Etiquetas:

tracking