Revista Mía

Esta es la mejor dieta para perder grasa localizada en el abdomen

Toma nota de estos hábitos alimenticios y estos consejos para comenzar a perder grasa corporal, también en el abdomen.

Autor: Mia
Es importante tener en cuenta que no es posible quemar grasa solo en un punto concreto del cuerpo mediante solo una dieta, un producto o un ejercicio. La única forma en la que el cuerpo quema la grasa es a través de la combustión de grasas (también llamada beta oxidación). En este proceso, el cuerpo utiliza la grasa como fuente de energía principal. Por lo que sí se puede quemar la grasa de puntos localizados como abdomen, cadera y muslos, pero de forma conjunta. Es decir, mediante una dieta adecuada, la práctica de deporte y la inclusión de algún suplemento que servirá de ayuda se podría reducir la grasa corporal a nivel general.
Ningún alimento tiene la capacidad de derretir la grasa por sí solo, mucho menos la grasa localizada. No obstante, con algunos cambios en la alimentación, se puede lograr un déficit energético que ayudará a reducir la grasa corporal de forma general, también en las zonas donde más se suele acumular, como el abdomen. ¿Algunos consejos de alimentación para empezar a notar un cambio? Con estos hábitos (además de la práctica de algo de ejercicio) podrás contribuir a una pérdida de grasa de forma fácil:
  • Reemplazar las bebidas azucaradas por agua, limonada casera (sin azúcar), té verde y aguas infusionadas caseras. Además, reduce el alcohol.
  • Alejarse del azúcar y los dulces refinados lo máximo posible. Es recomendable acostumbrarse al sabor natural de infusiones y bebidas. Para hacer bizcochos hay alternativas al azúcar como endulzar con plátano maduro, compota de manzana, calabaza asada, zanahoria rallada, boniato asado o rallado, uvas o higos, e incluso pasta de dátiles.
  • Procurar que no falten las frutas en el desayuno y en la merienda, así como las verduras al mediodía y en la cena, dado que los vegetales aportan saciedad.
iStock

frutasiStock

  • Calma el apetito de una forma saludable recurriendo a la mejor proteína: la clara de huevo. Un ejemplo puede consistir en elaborar una tortilla de claras o bien unas tortitas de huevo y salvado de avena o huevo y harina de coco.
  • Elegir carnes magras, preferentemente blancas. La pechuga de pollo o pavo, y los pescados blancos como la merluza son excelentes como parte de una dieta para perder grasa.
  • Eliminar la comida basura, los fiambres, los embutidos, los productos congelados precocidos y las salsas y los aderezos industriales. Son una bomba de carbohidratos, grasas saturadas, sodio y aditivos químicos.
No te olvides del deporte
Además de cambiar tu alimentación y de adaptar unos hábitos más saludables, es importante practicar algo de deporte con regularidad.
Con todo, debes saber que ningún ejercicio funciona por sí solo para quemar grasa localizada. ¿El motivo? Al realizar ejercicio el cuerpo consigue energía de las grasas de diferentes zonas. Lo ideal para reducir la grasa corporal a nivel general es el ejercicio cardio (o aeróbico) como correr, nadar saltar a la comba o montar en bicicleta o los entrenamientos como el HIIT o el Tabata. Todas estas actividades te ayudan a usar la grasa localizada como combustible.
tracking