Revista Mía

El colágeno. La proteína favorita de los que quieren cuidarse

Es la más abundante en el cuerpo humano y juega un papel decisivo en la salud del organismo porque ayuda a prevenir problemas habituales derivados del envejecimiento.

Cuando las instituciones y expertos en salud hablan acerca de la importancia de adquirir y ejecutar hábitos saludables como cuidar la alimentación, el descanso o llevar una vida activa físicamente, lo hacen porque son plenamente conscientes del impacto positivo que tienen no solo en la imagen exterior, sino también en el organismo. Eso que muchas veces se dice de forma informal “cuidarse por dentro es tan importante como hacerlo por fuera”.
Pues bien, en “cuidarse por dentro” hay determinadas sustancias que juegan un papel especialmente importante. Es el caso del colágeno, la proteína más abundante de nuestro organismo que se encuentra en distintas partes del cuerpo, como por ejemplo el pelo, las uñas, los dientes, los vasos sanguíneos o los huesos, los ligamentos o los tendones, entre otros tejidos, que tienen una gran importancia en aspectos como el refuerzo de los huesos, la elasticidad de la piel y los tendones o el proceso de curación tras sufrir una lesión.

Tipos de colágeno

Existen diferentes tipos de colágeno: el de tipo I, que está presente a huesos y tendones; el de tipo II, que forma parte de la estructura de los cartílagos, por lo que tiene una importante función en zonas sensibles del cuerpo al envejecimiento como las articulaciones; y el de tipo III, que se concentra en la piel, en los intestinos y en el revestimiento de los vasos sanguíneos.
El colágeno “Está formado por 3 cadenas de aminoácidos ensambladas entre sí, dando lugar a una triple hélice. Las triples hélices se unen entre ellas formando fibrillas, que se unen a su vez para formar las fibras de colágeno, que se encuentran únicamente en los tejidos humanos y animales aportando cohesión, resistencia y flexibilidad a los principales tejidos estructurales que conforman nuestro cuerpo”.
Por su labor en la salud del organismo, es recomendable incluir el colágeno en nuestra rutina  para ayudar a cuidar articulaciones, huesos, músculos y piel*, entre otras estructuras. Por lo que no es de extrañar que el colágeno se haya convertido en el complemento perfecto para seguir haciendo lo que nos mueve a cada uno de nosotros con independencia de la edad y los gustos. Eso sí, no todos somos iguales, por tanto, no todos necesitamos el mismo tipo de colágeno, es necesario identificar qué tipo de colágeno conviene facilitar al organismo en función de las necesidades de cada uno.

Más allá de los alimentos

Dado que el colágeno se encuentra presente de forma natural sobre todo en preparaciones culinarias que requieren largos tiempos de preparación y suelen incluir un alto contenido en grasa ,azúcares o sal, no siempre es fácil proporcionar al organismo la cantidad que necesita de esta proteína que también se puede tomar a través de complementos alimenticios.
Para que conozcas un poco más sobre el colágeno, te enseñamos algunos de los diferentes tipos de esta proteína que puedes encontrar:
  • El colágeno asimilable: Colágeno hidrolizado con una alta biodisponibilidad y libre de grasas y azúcares.
  • El colágeno nativo tipo II: actúa en pequeñas dosis a través de un mecanismo de acción que consiste en una modulación de la respuesta inmunitaria para evitar la destrucción del colágeno, con el objetivo de mantener la estructura del cartílago articular1-3.
  • Los péptidos de colágeno bioactivos específicos para el cuidado óseo: son “específicos para incrementar la densidad mineral ósea*, con eficacia clínicamente demostrada4-7
*Las proteínas contribuyen a conservar la masa muscular. La vitamina C contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de huesos, cartílagos, encías, dientes y piel.
**Las proteínas contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
Bibliografía:
1. Mannelli LDC, et al. Low dose chicken native type II collagen is active in a rat model of osteoarthritis. Osteoporosis Int., 2015, vol. 26, pg. 184.
2. Bakilan F, et al. Eects on native type ll collagen treatment on knee osteoarthritis: a randomized controlled trial, Eurasian J Med., 2016, vol. 48, no. 2, pg. 95-101.
3. Scarpellini M, et al. Biomakers, type II collagen, glucosamine and chondroitin sulphate in osteoarthritis follow-up: the “Magenta osteoarthritis study”. J Orthop Traumatol., 2008, vol. 9, no. 2, pg. 81-87.
4. König D, Oesser S, Scharla S, Zdzieblik D, Gollhofer A. Specific Collagen Peptides Improve Bone Mineral Density and Bone Markers in Postmenopausal Women—A Randomized Controlled Study. Nutrients 2018;10: 97-108.
5. Adam M, Spacek P, Hulejova H, Galianova A, Blahos J (1996) Postmenopausal osteoporosis. Treatment with calcitonin and a diet rich in collagen proteins. Cas Lek Cesk 135:74-78.
6. Adam M, Spacek P, Hulejova H (2002) What is the effect of collagen peptides peroral administration in postmenopausal osteoporosis. Ces Reumatol 10:131-137.
7. Knefeli HC, Mueller-Autz M. Improved bone healing after oral application of specific bioactive collagen peptides. Nutrafoods. 2018;17:185-188
tracking