Revista Mía

Cosas que tienes que hacer si quieres mantener tu peso estas Navidades

¿Cómo evitar coger unos kilos de más en estas fiestas? Aquí tienes cinco pasos fáciles para mantener tu peso controlado en Navidad.

Autor: Mia
¡No queda nada para que llegue la Navidad! Es la época más maravillosa del año, pero también en la que cometemos más excesos. De hecho, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine encontró que el estadounidense promedio aumenta al menos 1 kg en los 10 días posteriores a la Navidad.
La mayor parte de este peso vuelve a desaparecer rápidamente, pero por lo general algo persiste. El resto de la hinchazón navideña se debe realmente a la retención de agua, como resultado de un aumento significativo en la ingesta de sodio, así como un aumento general del consumo de alimentos poco saludables en su conjunto. ¿Qué hacer, entonces, para mantener el peso en Navidades y no caer en excesos desmedidos? Aquí tienes cinco cosas que puedes hacer este año:
Come despacio y con conciencia: No es tanto darse un festín con una enorme cena navideña Lo que contribuye al aumento de peso en Navidades no es la cena de Nochebuena, si no más bien los cócteles y bebidas con alcohol y azúcar que tomas en estas fechas, los caramelos, turrones y bombones a destiempo o el comer de forma rápida y distraída.En lugar de comer muchos snacks que no te saciarán, come con atención únicamente los alimentos que son más importantes para ti durante las fiestas y deja el resto. No te prives de un pastel casero, por ejemplo, pero tómalo despacio y disfrutándolo, en lugar de atiborrarte a mazapanes.
Pexels

navidadPexels

No bebas alcohol: Muchas bebidas de temporada tienen un alto contenido de azúcar y calorías. No tienes que ser abstemia en estas fiestas, pero es aconsejable mantener al mínimo el consumo de alcohol. Si lo haces, que sea una copa de vino tinto.
Haz hincapié en dormir bien: Los días festivos son un momento muy ocupado para todos, y con las fiestas nocturnas y los planes de fin de semana, es probable que tu rutina habitual se vea interrumpida. Para muchas personas, esto significa menos horas de sueño de lo habitual. Pero no dormir lo suficiente puede hacer que subas de peso… Cuando no duermes lo suficiente, tus hormonas del hambre se elevan, lo que puede hacer que tengas ganas de comer y consumas más calorías durante el día.
Muévete: Es importante integrar el movimiento, incluso si no es un "ejercicio" estructurado, en tus días. La actividad física hace más que mantener a raya el aumento de peso durante las vacaciones, también promueve una digestión adecuada para que te sientas mejor y regula los niveles de estrés, que tienden a estar en su punto más alto en esta época del año.
Bebe mucha agua: Mantenerse hidratada a veces puede ayudar a rechazar el impulso de darse un atracón. ¿Un truco? Bebe un vaso de agua (recuerda que este líquido no tiene calorías) justo antes de empezar a comer. De esta manera, tu estómago estará un poco lleno de agua y esto limitará el espacio para alimentos más pesados y golosinas.
tracking