Revista Mía

La forma más barata de cocinar

La cocción con el horno es la más cara. Siempre que puedas, planea tus comidas para utilizar el horno para varias elaboraciones.

  • Por Montse Valls
La técnica elegida para cocinar tus platos hará que gastes más o menos. Aparte de ahorrar en las compras con productos de temporada, evitando tirar la comida y aprovechando los táperes y el congelador, debes tener en cuenta que no cuesta lo mismo cocinar los alimentos al horno, hervidos o a la plancha. Tres técnicas diferentes en las que influyen el tiempo, la temperatura y la energía que utilices, ya sea gas o electricidad.
  1. Al horno. Es la forma más cara, debido a que este electrodoméstico es de los que más energía consumen en un hogar, en torno a un 8,3 % del total. Además, los tiempos de cocción suelen ser lentos y a eso hay que sumarle el precalentamiento. En total, una hora de cocina te puede llegar a salir por unos 0,40 euros. Un truco es utilizar una freidora de aire, ya que es similar a la cocción de un horno y requiere mucha menos energía.
  2. A la plancha. Aquí el gasto se reduce, ya que es un método más rápido. Te permite tener la comida lista en poco más de diez minutos, por lo que el gasto no superará los 0,049 euros, si empleas electricidad, y 0,016 euros, si usas gas.
  3.  Hervido. Esta técnica, además de saludable, es muy económica. Calculando una media de quince minutos de cocción, cada plato te saldrá por 0,073 euros, si usas la vitro, y 0,025 euros, con el fuego.

Gestos para ahorrar más

  • EL MICROONDAS. Es uno de los electrodomésticos que más se usan en hogares, por tanto, influye de manera significativa en la factura de la luz consumiendo unos 4 vatios por hora. El vidrio pyrex retiene muy bien el calor, por lo que es muy aconsejable que optes por recipientes de este material para ahorrar energía. Coloca alimentos cortados en trozos pequeños en lugar de dejarlos enteros, ya que esto hará que se cocinen más rápido.
  •  LA NEVERA Y EL CONGELADOR. Ya que estos dos electrodomésticos necesitan estar enchufados siempre para que la comida que guardan no se estropee, es fundamental no dejar la puerta abierta más de lo imprescindible. Piensa qué es lo que vas a necesitar y abre la nevera o congelador para sacarlo todo de una vez.
  • PRODUCTOS DE TEMPORADA. Aunque no sea un truco para ahorrar en energía, también va a ayudar a tu bolsillo. La fruta y la verdura cambiará de precio según la época del año, así que es una buena idea invertir tiempo en saber qué producto es de cada temporada, ya que son más baratos y tienen mejor sabor.
tracking