Revista Mía

Estos siete alimentos te ayudarán a contrarrestar los efectos de los excesos navideños

¿Has comido demasiado estas fiestas? Si tu cuerpo (y tu piel) necesita un 'reset', no te pierdas estos alimentos saludables para compensar excesos.

Autor: Mia / Vídeo: Adriana Toca
¿Has comido demasiado estas Navidades? ¿Cómo contrarrestar los excesos de estas fechas? Con una dieta rica en ingredientes antiinflamatorios, de forma que la piel y el organismo estén equilibrados.  Estos alimentos conviene ingerirlos antes de las copiosas cenas, para que la piel vaya fuerte y preparada, pero también después de ellas, para contrarrestar los efectos negativos. La lista de la compra ideal se compone de estos alimentos:
Salmón salvaje: El salmón tiene un alto contenido en DMAE, astanxantina y ácidos grasos esenciales (más del 5% de su contenido son grasas ‘buenas’). Su alta proporción de Omega-3 aumenta en los no criados en piscifactorías: los salmones criados en libertad se alimentan de plancton, micro-organismos en los que abundan este tipo de grasas.
Aceite de oliva virgen extra: Compuesto casi en un 75% por ácido oleico (una grasa monoinsaturada encargada de hacer que disminuya la oxidación del LDL, o ‘colesterol malo’, que puede provocar un deterioro de las células), contiene altos niveles de polifenoles como el hidroxitirosol (un protector antioxidante que solo se encuentra en altas concentraciones en esta clase de aceite de oliva). Utiliza aceites de oliva virgen extra de primer prensado, ya que son los que menos acidez y mayores niveles de ácidos grasos y polifenoles contienen, pues conforme aumentan los prensados, se pierden más antioxidantes.
Fresas y frutos rojos o del bosque: Potentes antioxidantes con bajo contenido glucémico son claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa corporal acumulada, que normalmente se ‘fija’ a través de alimentos con un índice glucémico superior a 50.
Pexels

fresasPexels

Verduras verdes: Una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes es una magnífica opción para obtener nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, el calcio o el magnesio, que frenan el envejecimiento. Además, estas verduras de hojas verdes contienen una alta proporción de agua, aportando hidratación a la piel desde dentro. Siempre que sea posible se optará por alimentos frescos o congelados al natural, evitando los envasados procesados, ya que incluyen cocciones excesivas, destruyen nutrientes, además de añadir a los alimentos un exceso de sales y azúcares.
Lácteos naturales orgánicos, sin edulcorantes y bajos en sal: Se recomienda consumir productos ecológicos, y aún más en el caso de los lácteos que formarán parte de la dieta antiaging, que es básico que estén exentos de BGH (hormona del crecimiento bovino). Entre los dos más recomendados se encuentran el yogur natural orgánico (sin azúcar ni edulcorantes añadidos) y el kéfir. Ambos contienen importantes bacterias para la salud intestinal y mejoran la digestión. Ciertos quesos también están permitidos: se recomiendan los sólidos, como el feta, evitando los triple grasos y los muy salados.
Avena en copos: Rica en fibras, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a controlar el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y proteger el organismo contra el cáncer.
Plantas aromáticas y especias: Se recomiendan ciertas especies que, además de dar sabor a las comidas, tienen propiedades antiaging, como la cúrcuma: antiinflamatoria y neuroprotectora. La salsa de tabasco es otra de las opciones admitidas, ya que su proceso de preparación conserva las propiedades de la capsaicina, un poderoso antioxidante contenido en gran proporción en los chiles.
tracking