Revista Mía

Los tipos de dietas vegetarianas que deberías conocer (y cuál es más recomendable en cada caso)

Flexitariana, vegana, ovolactovegetariana... ¿conoces las diferencias que hay entre cada una de ellas? ¡Te lo contamos!

Autor: Mia
Un deseo de respetar y proteger a los animales, reducir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas (que incluyen enfermedades cardíacas, hipertensión y diabetes tipo 2), un esfuerzo para proteger el medio ambiente y ser más sostenible… existen muchos motivos distintos para dejar de comer carne y otros alimentos de origen animal. Cada vez son más las personas vegetarianas y veganas en todo el mundo, que enfatiza el consumo de vegetales y verduras, frutas y verduras, y restringe, en distintos grados, el consumo de carne y otros derivados animales. Pero… ¿qué tipos de dietas vegetarianas hay? Te explicamos la diferencia entre cada una de ellas, en función de lo que permite comer y lo que no.
Dieta flexitariana: La dieta flexitariana es el régimen de alimentación vegetariano menos restrictivo. Las personas que siguen este régimen consumen ocasionalmente carne, pescado, aves y otros productos de origen animal, pero dan prioridad a los alimentos de origen vegetal. La capacidad de consumir ocasionalmente productos de origen animal puede hacer que la alimentación basada en plantas sea más sostenible y fácil de seguir para muchas personas. Algunas investigaciones sugieren que la dieta flexitariana, al igual que otros regímenes de alimentación vegetarianos, puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas.
Dieta ovolactovegetariana: Esta dieta elimina la carne, las aves y el pescado, pero permite el consumo de huevos y productos lácteos.  Las ventajas de la dieta ovolactovegetariana incluyen una ana amplia gama de opciones para consumir proteína, incluyendo queso, leche y yogur, y un menor riesgo de sufrir un deficit de vitamina B12, vitamina D e ingesta de hierro en comparación con otras opciones de dietas vegetarianas.
Dieta lactovegetariana: Esta dieta elimina la carne, las aves, el pescado y los huevos, pero permite el consumo de productos lácteos como el queso, la leche y el yogur.  Las desventajas de la dieta lacto-vegetariana incluyen el no obtener suficiente vitamina B12 y hierro, y una ingesta relativamente alta de grasas saturadas, si no se toman lácteos desnatados.
Pexels

dieta vegetarianaPexels

Dieta pescetariana: La dieta pescetariana o pescatariana es aquella dieta vegetariana que incorpora el consumo de pescados y mariscos como única fuente de carne animal. Algunos pescatarianos incluyen lácteos y huevos, según sus preferencias personales. El consumo de mariscos y de pescado (especialmente el azul, como el atún, las sardinas, la caballa o el salmón) puede hacer que obtener ácidos grasos omega-3 y proteínas sea más fácil que en otras dietas vegetarianas.
Dieta vegana: La dieta vegana elimina todos los productos animales, incluyendo la carne, los mariscos, el pescado, los huevos y los lácteos. Una dieta vegana consiste en tomar, únicamente, alimentos estrictamente de origen vegetal, como frutas, verduras, nueces y granos, alimentos que suelen ser bajos en calorías y altos en fibra, vitaminas y minerales. Las ventajas de una dieta vegana incluyen una posible pérdida de peso y una reducción del riesgo de sufrir enfermedades. Las desventajas, la deficiencia de vitaminas y minerales importantes, incluidas la vitamina B12, la vitamina D, el calcio y el hierro.
tracking