Revista Mía

5 ingredientes que desconocías que son ricos en proteínas

¿Sabes qué alternativas a las conocidas por todos son fuentes de proteínas?

Cuando hablamos de alimentos ricos en proteínas, si hiciéramos una encuesta al respecto entre la opinión pública no experta en nutrición, saldrían muy destacados ingredientes como el pollo, la lechuga de pavo, el salmón, el atún y los huevos.
Sería muy difícil no encontrar entre los 5 más nombrados algún otro alimento que no fueran los citados. Quizá el queso curado, que suele aparecer en estos rankings que se pusieron de moda de la mano del auge de las dietas y la comida “healthy”.
Es verdad que este top 5 de ingredientes de origen animal son muy ricos en proteínas, fuente energía esencial para el organismo, al que debemos proporcionarle, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 0,8 gramos por kilo de peso y día. Estas necesidades genéricas aumentan en determinadas circunstancias: embarazo, gastado energético muy alto o lactancia materna, entre otras.
Sin embargo, la lista de alimentos ricos en proteínas es mucho más larga de lo que parece, y no solo incluye ingredientes de origen animal, si bien recalcamos que en los primeros puestos, prácticamente la totalidad de alimentos que contienen una mayor proporción de proteínas por cada 100 gramos, son de origen animal.
De todos modos, a continuación, te vamos a demostrar la variedad y riqueza nutricional y gastronómica de esta “lista” con cinco ingredientes que son ricos en proteínas que la mayoría de la gente desconoce que lo sean y aportan al mismo tiempo otras muchas virtudes nutricionales.

Soja

36 gramos de cada 100 son proteínas en la soja, un alimento vegetal que es una alternativa magnífica a los productos de origen animal para cubrir el aporte necesario de proteínas que requiere nuestro organismo. No en vano, es indispensable en la dieta vegana la soja.
Algunas variedades de marisco tienen una cantidad de proteínas muy alta en su composición. Los berberechos, por ejemplo, y también las gambas, que además le unen un bajo contenido graso a lo alto número de proteínas que aportan. 24 de cada 100 gramos son proteínas.
Los cereales no son alimentos ricos en proteínas en comparación con las legumbres, por citar otro grupo de alimentos que sea de origen vegetal. Pese a ello, merece la pena citar a la avena en esta lista porque es, de largo, el cereal que más proteínas aporta, más de un 15% más que cualquier otro cereal —recuerda que la quinoa no lo es—. 2,4 gramos por cada 100. Además, su alto contenido en fibra es otra de sus grandes virtudes nutricionales.
Los derivados de los los productos de origen animal son, en general, ricos en proteínas. Un yogur natural, por ejemplo, que es un alimento del que poca gente diría que aporta muchas proteínas, contiene de 12 a 17 gramos de proteínas por cada 100 gramos, una cantidad muy reseñable.
Si el término superalimento fuera real, los garbanzos tienen muchos argumentos para obtener esta etiqueta. Ricos en hierro, calcio, magnesio, zinc y vitamina K, también contienen una proporción notable de proteínas, 12 gramos por cada 100.

Etiquetas:

tracking