Revista Mía

¿Cuáles son los alimentos más saludables para los niños?

Lácteos, pescado, pasta... ¿Sabes cuáles son los productos más indicados para los niños? Te contamos qué alimentos no pueden faltar en su dieta para crecer fuertes y sanos.

Los niños y niñas están en constante crecimiento y desarrollo, tanto de huesos como de dientes y músculos, por lo que necesitan mayor proporción de nutrientes, en relación con su peso, que los adultos.
Tan importante es saber lo que no tienen que comer nuestros hijos, como lo que debe incluir su dieta para que sea completa nutricionalmente hablando. Vamos a señalar alguno de los alimentos más recomendables, siguiendo  los consejos de la Agencia de Salud Alimentaria.
Una dieta sana en edad escolar no solo es necesaria para un correcto desarrollo corporal. Algunos estudios (como uno que se llevó a cabo en 2007 por la fundación británica ‘Food for the brain’) confirman que también el rendimiento escolar está muy relacionado con la alimentación, y que una dieta sana y equilibrada fomenta la concentración y el aprendizaje.

Alimentos imprescindibles en la dieta de los niños

5f2519415bafe8b693dfc5e8

nina comiendo sandia

Son fundamentales los productos lácteos. Se recomienda al menos medio litro diario, de leche entera, salvo que el médico diga otra cosa. Puede sustituirse con cantidades similares de  yogur o el queso.
Por lo que respecta a la carne, no debe abusarse de la carne de cerdo, embutidos, salchichas y hamburguesas. Conviene alternar la carne con el pescado procurando que el niño se acostumbre a todo: vacuno, cerdo, pollo, conejo, cordero, etc. También hay que habituar al niño al consumo de pescado, sobre todo al  pescado azul 0 graso: sardina, caballa, boquerón, etc.  Hay que hacer pedagogía de este alimento, lo que no siempre es fácil, procurando evitar las fobias infantiles a algún producto, que después son tan difíciles de corregir.
Respecto a los huevos, contienen mucha y buena proteína, tanto como la carne o el pescado, bien su consumo no debe exceder de cuatro veces a la semana. No debe abusarse tampoco de las patatas, sobre todo fritas, y hay que acostumbrar al niño a tomar toda clase de guarniciones. Por otro lado, hay que consumir más legumbres, ricas en fibra dietética y proteínas vegetales.
Es mejor el consumo de frutas naturales en vez de la excesiva tendencia a los zumos industriales, que suelen contener demasiados azúcares. El niño suele resistirse, por regla general y aunque existan excepciones, a tomar verduras y ensaladas. Hay que acostumbrar a los niños a consumir hortalizas y verduras, lo mismo como plato que como guarnición de otros.
Es bueno para los niños comer pan integral, por su aporte de hidratos de carbono de absorción lenta y de fibra. Se suele comer demasiada pasta (macarrones, espaguetis, pizzas) por lo que hay que recomendar moderación. El arroz (también mejor integral), por ejemplo,  es un buen alimento, que debe combinarse con verduras y hortalizas.

Productos y alimentos a evitar

Los dulces, especialmente los  de carácter industrial, son uno de los grandes enemigos de la alimentación infantil por lo que deben tomarse con mucha moderación.
Los niños suelen consumir demasiadas grasas (quesos grasos, mantequilla y margarinas, grasas contenidas en patés, pastas para untar…). Si bien la grasa es necesaria para el organismo, su consumo excesivo, produce rápidamente saciedad, impidiendo el consumo de otros alimentos más necesarios. Es recomendable el consumo de aceite de oliva virgen, tanto para cocinar como para el aliño.
tracking