Revista Mía
5f36c44c5bafe82d1548762d

Dieta para hombres: qué sí y qué no

¿Deseas perder esa barriguita cervecera? Tenemos todos los trucos y tips que debes tener en cuenta para perder peso, especialmente en la zona más conflictiva: la abdominal.

Ay, esas barriguitas cerveceras… Lo que cuesta deshacerse de ellas. Y especialmente en el caso de los hombres, ya que ellos presentan una mayor tendencia a tenerla. ¿Por qué? Bueno, la primera cuestión a valorar es que el proceso de adelgazamiento se da de manera diferente entre hombres y mujeres. Los responsables de ellos son el sistema hormonal, el metabolismo o la genética,entre otros, así como los diferentes tipos de grasa que se almacenan en nuestro organismo. Por ejemplo, las mujeres almacenan más grasa subcutánea, la cual se deposita justo debajo de la piel y es parcialmente responsable de las arrugas. En cambio, los cambios de peso en el caso de los hombres suelen notarse especialmente en la zona del abdomen, en la que antes denominábamos ‘tripita cervecera’.
Existen dietas que son válidas tanto para hombres como para mujeres, pero sí que pueden existir diferencias teniendo en cuenta que las zonas ‘conflictivas’ de unos y otros son muy diferentes. Los hombres suelen almacenar la grasa en la barriga, y un exceso puede ser peligroso para la salud ya que puede desembocar en problemas cardiovasculares o diabetes. Las mujeres, por el contrario, tienden a acumular la grasa en la zona de las caderas y los muslos. Si eres hombre o conoces a alguno que desee empezar un estilo de vida más saludable y librarse (o rebajar en la medida de lo posible) de esa curva de la felicidad, estos consejos te interesan. Let’s go!
5f36c4ed5cafe8309080ff1b

hombre tomando desayuno en la cocina

No a las comidas desordenadas
Intenta planificar tus comidas y evita pasar hambre entre horas (o podrá desencadenarse el ansia de picoteo insano que todos conocemos).Es muy recomendable comer algo cada 4 horas y así nos aseguraremos de no tener que recurrir al famoso picoteo. Te recomendamos tener frutos secos siempre a mano, ya que son alimentos que cuentan con muchos minerales, que nos vendrán bien sobre todo en momentos en los que el estrés sea bastante acusado.
Evita incluso los productos light
En especial las bebidas azucaradas. Aunque dicen que son más saludables no es cierto, ya que lo que suele ocurrir es que reducen la grasa introduciendo más azúcares o sales, algo que tampoco es muy sano y nada recomendable si lo que queremos es reducir la grasa abdominal, también conocida como ‘grasa visceral’.
Di ‘sí’ a las proteínas
Mientras controlas la cantidad de carbohidratos que ingieres, aunque por supuesto evita obsesionarte con ellos. Apóyate en las proteínas, tanto de origen animal como vegetal, ya que tienen un aporte nutricional muy importante para nuestro cuerpo. Acuérdate también del huevo a la hora de preparar tus comidas.
Bye bye a los azúcares y calorías vacías
Despídete de chocolatinas, de añadir azúcar al café o a los yogures, etc. Intenta sustituirlo por especias como la canela o la nuez moscada (darán un toque delicioso a todas tu creaciones) y si tienes ‘mono’ de azúcar, come fruta. Funciona.
¿Beber agua? Y en grandes cantidades
Intenta llevar siempre contigo un botellín y así evitarás que tu cuerpo se deshidrate. Intenta saber distinguir bien cuándo tienes hambre y cuándo sed, así podrás evitar el picar entre horas.
Obvia el alcohol
No consumas bebidas alcohólicas durante el tiempo que realices la dieta, ya que éstas no te aportarán nada bueno y e impedirán que notes los resultados.
tracking