Revista Mía

Yogur griego o normal: ¿cuál es mejor?

Este tipo de alimentos aportan un sinfín de beneficios para la salud. Te contamos las diferencias nutricionales entre ambos.

Gracias a su excelente aporte nutricional, el yogur es uno de los mejores alimentos a incluir en una dieta saludable, pues se trata de una excelente fuente de proteínas, calcio, fósforo, vitaminas del grupo B y zinc. Tampoco hay que olvidar los probióticos, buenos aliados para mantener a raya el colesterol y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cuál es mejor, si el yogur ‘normal’ o el griego. Ambos son productos muy saludables, pero tienen ciertas diferencias nutricionales, no enormes pero sí significativas.
En realidad, el yogur griego y el yogur ‘normal’ son muy similares. Ambos están elaborados con leche y bacterias. Lo que determina las diferencias tanto nutricionales como de la textura entre uno y otro es un paso en la elaboración. El yogur griego cuenta con un proceso extra, en el que se somete a un proceso de filtrado y colado para eliminar el suero (el líquido que vemos cuando quitamos la tapa). De este modo, su textura es más espesa que el yogur normal, que no ha sido sometido a este proceso.
Como ya hemos visto, el yogur griego está más concentrado, lo que significa que necesita más leche para elaborarse y, por tanto, es más caro. Para que te hagas una idea, con 4 litros de leche obtenemos solo un litro de yogur griego. A la hora de escoger entre un yogur griego y uno corriente, podemos basarnos en nuestros gustos personales, pero también es importante tener en cuenta sus diferencias nutricionales en cuanto a contenido de grasa, proteínas y otros nutrientes.

Yogur griego vs yogur tradicional: su aporte de proteínas, grasas y minerales

En cuanto al aporte de grasa, el griego supera al yogur corriente. Mientras que el primero aporta entre un 9% y un 10% de grasa, el segundo no supera el 3,5%, una diferencia significativa que deberías tener en cuenta si estás intentando perder peso y también quieres bajar tus niveles de colesterol en sangre. ¿Una alternativa? Optar por la versión ‘light’ y, por supuesto, sin azúcares añadidos.
Otro factor clave es el número de calorías, también mayor en el yogur griego (el yogur tradicional tiene la mitad). El yogur griego es superior en cuanto al aporte de proteínas, conteniendo el doble que su versión tradicional, lo cual resulta muy beneficioso pues nos hace sentir saciados durante más tiempo. Por otro lado, al haber extraído el suero líquido, aporta menos cantidad de azúcares, pero también de calcio, este último nutriente muy beneficioso para mantener los huesos en buen estado.
Para los intolerantes a la lactosa, el yogur griego es mejor opción, pues tiene un bajo nivel de este azúcar natural, en comparación con otros derivados lácteos.
Entonces, ¿qué yogur es mejor? En realidad, cualquiera de estos dos alimentos es una buena opción para incluir en tu dieta, siempre y cuando escojas una variedad natural, sin saborizantes ni azúcares añadidos. Si añades frutas, tienes el aliado perfecto para cuidar tu salud de una manera deliciosa.  
tracking