Revista Mía

Comer fuera de casa

Consejos para comer fuera de casa y mantener hábitos sanos

¿Podemos comer fuera de casa y, a la vez, mantener una serie de hábitos saludables, escogiendo de forma consciente aquello que vamos a consumir?

Consejos para comer fuera de casa y mantener hábitos sanos (Laura Villanueva)
Con el ritmo de vida tan ajetreado que llevamos, es muy común hacer comidas fuera de casa, ya sea por trabajo, por reuniones familiares y/o amigos... Tal vez pienses que el hecho de comer fuera de casa tiene todo repercusiones negativas que imposibilitan llevar una dieta saludable.
Consejos para comer fuera de casa y mantener hábitos sanos

En realidad es fácil comer saludablemente fuera de casa si sabes cómo.Istock

Pero tengo buenas noticias que darte: salir a comer fuera y llevar una alimentación sana sí es posible. Si eres de las personas que se les hace cuesta arriba compatibilizar los hábitos saludables adquiridos cuando salen a comer fuera, y quieres seguir disfrutando de comer de una forma sana, variada, equilibrada y comer alimentos que te encantan sin romperte la cabeza, te cuento aquí como conseguirlo:

1. No llegues al restaurante con mucha hambre

Si te saltas alguna de las ingestas que realizas durante el día para compensar de alguna manera que vas a comer fuera... mejor no lo hagas.
Si llegas con mucho apetito al restaurante, lo único que conseguirás es aumentar la ansiedad por la ingesta de la comida y decidirás más impulsivamente.

2. Elige agua para beber

El agua es la bebida por excelencia, por tanto, es la bebida que debiéramos de consumir para acompañar nuestras comidas.
También hay otras opciones como: agua con gas, infusiones o tés, café... evitando así la medida de lo posible las bebidas azucaradas y las bebidas alcohólicas.

3. Las verduras siempre presentes

Ensalada, verduras a la plancha, wok de verduras... da igual, en todas los formatos y colores posibles, la verdura es siempre bienvenida.
La verdura es el perfecto aliado cuando queremos conseguir unos hábitos saludables, ya que contiene numerosos nutrientes, alto contenido hídrico y ayudan a saciarnos por su contenido en fibra.

4. Aperitivos sí, pero con conciencia

Cuando vamos a comer fuera es casi misión imposible no picotear o no coger platos para compartir... Te daré un truco para comer de manera más consciente los aperitivos: échate a tu plato individual todo lo que quieras tomar desde el principio, así podrás observar la cantidad que has consumido.

5. Agrega sabor

Cuando vamos a comer a un restaurante, normalmente utilizan diversos aliños porque dan sabor a la comida. Hay algunos muy calóricos como: mayonesa, salsa césar, salsa roquefort... por eso, intenta optar por otros condimentos como las especias, la mostaza, el vinagre, el limón... que son menos grasos y aportan sabor.

6. Visualiza el plato saludable

El plato saludable es una herramienta visual que se usa como guía para elaborar comidas saludables, prestando especial atención a la cantidad y la calidad de los alimentos que forman parte de cada plato.
Asimismo, trata de escoger cocciones saludables como: horno, vapor, plancha, parrilla... evitando lo máximo posible las técnicas culinarias que requieren mucho aceite como fritos, empanados...

7. No tienes por qué acabarte toda la comida

Recuerda conectar con tus niveles de hambre y saciedad. Estamos acostumbrados a no dejar nada en el plato, pero si no tienes más hambre, no tienes por qué comerlo todo a la fuerza.
Puedes ofrecer la comida que no quieres a alguien de la mesa, pedirlo para llevar... si estas opciones no son posibles, y conoces el restaurante porque eres habitual, también puedes pedir que te pongan menos cantidad en el plato de lo habitual o pedir medio menú.

8. Come consciente

Comer consciente hace referencia a aplicar la atención plena a comer, poniendo atención a la experiencia de los pensamientos, emociones, sensaciones físicas... puede que practicar la alimentación consciente fuera de casa sea todo un reto, pero no imposible. Te doy un truco: en cada bocado, coloca tus cubiertos en la mesa, así tendrás más tiempo para masticar.
Comiendo en un restaurante

Las ensaladas y verduras son excelentes opciones cuando comemos fuera de casa.Istock

Estos son algunos de los consejos que puedes llevar a cabo para comer fuera de casa de forma más saludable y consciente. No te saltes la siguiente comida por compensar lo que has comido fuera, ya que esto perpetuaría una conducta poco saludable y de riesgo.
Recuerda lo más importante: eres humano y no comes solo por dar energía a tu cuerpo, sino que también comes por placer.
Disfruta de la comida en compañía. No te estreses por lo que has comido o has dejado de comer, porque la ansiedad que puedes sufrir por pensar qué deberías o no comer, es peor que la propia comida que consideras “mala”.
Por tanto, siempre que vayas a salir fuera a comer, mantén al máximo posible tus hábitos saludables, pero sin volverte loco. Una comida “poco saludable” no arruinará el estilo de vida que estás construyendo.

Laura Villanueva es Dietista-nutricionista (Col. MAD00853). Habla sobre una nutrición más humana, trastornos alimentarios y más.

tracking