Revista Mía

¿Qué comer antes de dormir y qué alimentos evitar?

La alimentación juega un papel fundamental sobre los parámetros del sueño, por eso es vital elegir platos ligeros, variados y equilibrados que ayuden a dormir mejor.

La importancia de alimentarse bien es fundamental para la prevención de enfermedades, así como para sentirnos al 100% de energía y vitalidad diariamente. ¿Pero sabías que existen determinados alimentos que te ayudan a conciliar el sueño? Si padeces insomnio o no duermes las horas mínimas recomendadas, quizás incluyendo estos alimentos en las cenas el problema se vaya solucionando. Un factor clave es evitar las comidas copiosas que lo único que harán es que tengamos esa incómoda sensación de pesadez.
Platos equilibrados
Para favorecer el sueño, uno de los aspectos más importantes es el equilibrio en el plato, es decir, no debería ser ni demasiado ligero, ni demasiado pesado. Visto así, evitaremos comidas ricas en grasas tales como frituras, masas hojaldradas, o platos ricos en cremas; del mismo modo, nada de comidas muy especiadas que puedan ocasionar molestias en el aparato digestivo.
Lo ideal sería enfocarnos en platos compuestos en su mayoría por frutas y vegetales de temporada, acompañados por una ración de proteína animal o vegetal.
Modelo de cena para un sueño reparador
Además de vegetales, frutas y proteína, incluiremos en nuestra cena hidratos de carbono de absorción lenta tales como la patata o el arroz, las legumbres y los lácteos.
Por ejemplo una buena combinación, sería una ensalada completa de brotes verdes con espinacas baby, tomate cereza, aguacate, y pechuga de pollo. Si quieres enriquecerla un poco más, bastará con que añadas dos patatitas de guarnición o un puñado de arroz a tu ensalada.
Como postre nada mejor que frutas, entre las que debes elegir piña, plátano o manzana. Todo ello sin olvidarnos de una infusión relajante a base de hierbas como la tila o la melisa que promuevan el relax y ayuden a conciliar el sueño.
¿Un vaso de leche antes de dormir?
Como la leche es rica en vitamina B12, calcio, y triptófano, cuyas sustancias intervienen en la regulación del sueño, tomar un vaso de leche tibia antes de dormir ayudará al aumento de la sensación de relajación. Agrega una cucharada de miel para endulzarla un poco y darle una textura más sedosa.
tracking