Revista Mía

Alimentación

¿Qué factores determinan la ingesta de alimentos?

¿Por qué hay días que nos apetece más un alimento que otro? ¿Por qué cuando hemos hecho un esfuerzo físico grande, el cuerpo nos pide un alimento diferente a cuando hemos estado todo el día sentados?

Hay muchas razones por las cuales nuestras elecciones alimentarias varían a lo largo del día, de la semana, del mes... Por eso, en este artículo os queremos explicar algunas de las influencias más determinantes a la hora de elegir qué alimento nos apetece:

1. Hambre y saciedad

El hambre es la necesidad fisiológica de ingerir alimentos para obtener nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione de manera óptima. La saciedad, por otro lado, es la inhibición de la sensación de hambre y que ocurre tras ingerir la cantidad de alimento que necesita nuestro cuerpo. Estas sensaciones son clave a la hora de determinar qué, cuánto y cuándo ingerimos comida.
Ingesta alimentos

¿Sabes exactamente qué influye en la ingesta de los alimentos que consumimos a diario?Istock

Aunque por lo general, hoy en día, tenemos un ritmo de vida muy alto y no estamos del todo conectados con estas señales de hambre y saciedad porque no dedicamos el tiempo suficiente a comer con conciencia y a escucharlas. Por eso, es recomendable dedicar tiempo suficiente a la hora de comer y comer sin prisas, sin distracciones y poniendo toda la atención plena.

2. Palatabilidad

La palatabilidad hace referencia a lo agradable que puede ser un alimento para el paladar. Normalmente, los alimentos más palatables son aquellos productos que tienen en su composición nutricional ingredientes como azúcares simples, harinas refinadas, grasas poco saludables, sal y potenciadores de sabor.
Se ha visto que el consumo de estos alimentos está asociado a una mayor ingesta y a un mayor componente emocional y son alimentos a los que se suele recurrir cuando está presente la ansiedad, el estrés, la tristeza...
Por eso, dependiendo de la composición nutricional de los alimentos, nos inclinaremos más hacia unos alimentos u otros.

3. Aspectos sensoriales

Los sentidos tienen una función muy importante a la hora de la elegir qué alimento queremos comer. Los 5 sentidos son: la vista, el gusto, el olfato, el oído y el tacto y todos ellos están relacionados entre sí.
Seguramente alguna vez has pasado por una pastelería y al ver los productos tan bien presentados, has comido por los ojos. O has ido al cine a ver una película y, olía tan bien a palomitas, que te han entrado ganas de pedirte unas.

4. Aspectos psicológicos

Las elecciones alimentarias pueden venir determinadas por influencias psicológicas, como nuestro estado de ánimo. Dependiendo de si estamos desanimados, con estrés, ansiosos... nos apetecerá más un alimento u otro.
Esto es debido a que los aspectos psicológicos, influyen de manera directa e indirecta en mecanismos hormonales relacionados con las emociones y a su vez con el equilibrio energético.

5. Accesibilidad y coste

La accesibilidad que se tenga a ciertos alimentos y el poder económico que tenga la persona también va a influir mucho en los alimentos que compongan su alimentación.
Comiendo

Saber escoger los alimentos que consumimos es ideal para cuidar la salud.Istock

Por ejemplo, relacionado con la accesibilidad de los alimentos, cuando vamos a un bufet libre, tendemos a ingerir más variedad y más cantidad de comida. Esto se debe a que, el hecho de tener disponible a nuestro alcance tanta variedad de comida, el organismo estimula la sensación de hambre y apetito y anula la sensación de saciedad.
Por otro lado, en cuanto al factor económico, se ha visto que las personas que tienen menos recursos económicos tienden a tener una alimentación más desequilibrada y menos variada.

6. Entorno social

La zona donde se resida, así como los aspectos culturales, las personas con las que nos rodeamos... tienen una gran influencia en nuestras elecciones alimentarias.
Por ejemplo, no se come igual en España que en Dinamarca, por ejemplo. Ya que cada país tiene su cultura, alimentación diferente...

7. Educación y conocimientos

El nivel educativo y de conocimientos sobre la nutrición en general, también juega un papel muy importante en la conciencia alimentaria. De ahí que sea tan importante incluir la asignatura de nutrición en las escuelas para tener una enseñanza básica y tener patrones alimentarios más saludables.
Estos son algunos de los factores que influyen en nuestras decisiones alimentarias. Es mucho más complejo de lo que parece, ya que todas están relacionadas entre sí. Ahora ya podrías entender mejor por qué hay veces que te apetecen más unos alimentos que otros.
tracking