Revista Mía

Alimentación

Trastornos de la conducta alimentaria: ¿Qué son?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) afectan a millones de personas en todo el mundo. Descubrimos en qué consisten.

La incidencia de los trastornos de la conducta alimentaria es mucho mayor desde que pasamos la pandemia, ya que el distanciamiento social, el aislamiento, la incertidumbre, la frustración, el miedo... han sido algunos de los factores disparadores que han contribuido al desarrollo de enfermedades mentales, como el caso de los TCA.

¿Qué son los Trastornos de la Conducta Alimentaria?

Los TCA son enfermedades mentales graves que se relacionan con una conducta disfuncional con la comida. El paciente que sufre este tipo de enfermedad, tiene una preocupación intensa por su peso, su morfología y su imagen corporal, lo que lleva a tomar medidas extremas y modificar su alimentación, poniendo en riesgo su salud y hasta su vida.
Trastornos de la conducta alimentaria

La anorexia nerviosa o la bulimia no son los únicos trastornos de la conducta alimentaria que existen.Istock

Son trastornos de origen multifactorial, por lo que hay múltiples factores que fomentan la aparición de la enfermedad. Existen los factores de tipo genético, psicológico, sociocultural, familiar y personal.
Los TCA no discriminan y pueden afectar a cualquier género, edad, etnia, de cualquier tipo de figura, aspecto... y pueden tener graves consecuencias para la salud, tanto físicas como mentales.
Por lo general, suelen estar más presentes en mujeres que en hombres y el perfil de mayor riesgo para desarrollar un TCA es estar en la etapa de la adolescencia y practicar deportes con exigencias estéticas como: ballet, atletismo, gimnasia...

¿Qué tipos de TCA existen?

Los TCA más frecuentes son la anorexia, bulimia, trastorno por atracón y ortorexia. ¿Qué les diferencia cada uno?:
1. Anorexia nerviosa
La anorexia es un trastorno grave que se caracteriza por una restricción de la ingesta alimentaria, lo que conlleva a una pérdida de peso considerable.
Las características principales de este trastorno son la distorsión de la imagen corporal, que por mucho que se haya adelgazado, el paciente enfermo no es capaz de reconocerlo ni verlo.
Los pacientes que sufren anorexia tienen ciertos rituales con la comida como: partir la comida en pequeños trozos, “jugar” con ella, ponerse pequeñas cantidades, beber mucha agua... todas estas conductas se van acentuando a medida que la persona consigue los resultados que espera sobre la pérdida de peso.
2. Bulimia Nerviosa
La bulimia es otro TCA en el que la persona come de manera compulsiva porque tiene una sensación de hambre anormal que le lleva a darse atracones.
Los atracones son episodios de ingestas rápidas y de grandes cantidades hasta sentirse desagradablemente lleno, acompañado de un sentimiento de falta de control, de vergüenza y de culpabilidad.
Esta manera de relacionarse con la comida le crea culpabilidad y malestar intenso, por lo que opta por medidas purgativas o no purgativas para contrarrestar lo ingerido y se provoca vómitos, toma de laxantes, abuso de ejercicio físico...
Tratamiento TCA

Encontrar un tratamiento adecuado es fundamental en el caso de TCAIstock

3. Ortorexia
La ortorexia es un tipo de enfermedad que se caracteriza por la obsesión de alimentarse de una manera “saludable”, con mucho perfeccionismo y rigidez en la alimentación.
El paciente que lo sufre toma medidas exageradas sobre lo que come o deja de comer, eliminan de la dieta algunos alimentos que se consideran perjudiciales para la salud como: azúcar, edulcorantes, grasas malas, conservantes...
Esta obsesión por comer saludable puede resultar peligrosa cuando su rigidez con la alimentación le impide “saltarse” la dieta porque si no aparece la culpa, cuando existe un aislamiento social, cuando no es capaz de comer comidas que no ha cocinado la persona...
4. Trastorno por atracón
El trastorno por atracón es uno de los TCA más prevalentes, alrededor del 45% de todos los TCA. Lo que más le caracteriza son los episodios recurrentes de atracones, la pérdida de control y que no existe ningún tipo de compensación, a diferencia de la bulimia.
Al igual que el resto de trastornos alimentarios, genera mucho sufrimiento y una sensación intensa de culpabilidad.
Los TCA tienen muchas consecuencias graves a nivel tanto físico como psicológico: se pierde la menstruación (en caso de mujeres), el organismo se vuelve más indefenso y más vulnerable a infecciones, hay un aumento de problemas gastrointestinales, hay mayor probabilidad de padecer depresión, cambios radicales en el carácter, aislamiento social... aunque esto dependerá del grado y del tipo de enfermedad.
Es imprescindible realizar un diagnóstico y tratamiento precoz en este tipo de enfermedades, ya que a medida que avanza la enfermedad, más difícil es revertir las causas físicas y psicológicas.

Laura Villanueva es Dietista-nutricionista (Col. MAD00853). Habla sobre una nutrición más humana, trastornos alimentarios y más.

tracking