Revista Mía

Alimentos sanos

5 beneficios de los frutos secos

Los frutos secos son alimentos que tienen muchos beneficios para la salud de la persona que los consuma. Estas son algunas de sus cualidades más interesantes.

5 beneficios de los frutos secos (Laura Villanueva)
Además de estar riquísimos, los frutos secos son una fuente de proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales que los hacen perfectos para incluir todos los días una ración en nuestra alimentación como snack, postre...
En este artículo os queremos explicar 5 beneficios de consumir frutos secos:

1. Ayudan a mejorar el tránsito intestinal

La recomendación de fibra diaria está alrededor de los 25 gramos, y muchos de nosotros no cumplimos con esa ingesta. Esta sustancia es imprescindible para combatir el estreñimiento y regular el tránsito intestinal, entre otros.
Por eso, incorporar frutos secos a nuestra alimentación podría ayudarnos a aumentar el consumo de fibra diaria. Entre los que más aportan están los pistachos, con un 11% de fibra y las nueces, que aportan alrededor de un 6,5%.
Beneficios de los frutos secos

¿Conoces cuáles son los principales beneficios de los frutos secos?Istock

2. Son buenos para el corazón

Los frutos secos son ricos en grasas saludables, por lo que son una fuente interesante de un ácido graso poliinsaturado llamado omega-3, que ayuda a regular el colesterol en sangre porque eleva el colesterol bueno (HDL) y disminuye el colesterol malo (LDL).
Las que más destacan son las nueces, que son el fruto seco que más cantidad de omega-3 proporciona.
Asimismo, estos alimentos aportan alto contenido de potasio y bajo en sodio, lo que ayuda a mantener la presión arterial en niveles saludables, y por ende, mantiene en buen estado la salud del corazón.

3. Ayudan en las dolencias óseas

Son ricos en vitaminas y minerales como el calcio, zinc y magnesio que son importantes para mantener el correcto funcionamiento del organismo.
La ingesta de estos nutrientes ayuda en la mineralización de nuestros huesos y previene enfermedades como la osteoporosis y las dolencias óseas. Las almendras, por ejemplo, son de los frutos secos que mayor aporte cálcico tienen.

4. Ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro

Los frutos secos aportan potentes antioxidantes, que son moléculas que luchan contra los radicales libres que genera nuestro organismo para retrasar el envejecimiento celular, entre otros factores.
Los antioxidantes que están más presentes son la vitamina E y el selenio, que intervienen en la disminución de la probabilidad de padecer enfermedades degenerativas como la demencia o el Alzheimer.

5. Ayudan a mejorar la memoria y aprendizaje

El contenido de nutrientes que tienen los frutos secos, como el omega-3, el fósforo... son excelentes para la mejora de procesos cognitivos de aprendizaje y memoria.

¿Y cómo puedo escoger los mejores frutos secos en el supermercado?

Para poder beneficiarse de la salubridad de los frutos secos, hay que tener en cuenta ciertos consejos a la hora de comprarlos, porque no es lo mismo consumir almendras fritas saladas que almendras tostadas sin sal.

Mejor opta por frutos secos naturales y/o tostados.

Por eso, te proponemos que apuntes estas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar frutos secos:
  • Lo primero es leer bien la etiqueta para saber qué estás comprando y fijarse si en el listado de ingredientes lleva alguno de los siguientes: grasas, sal, azúcar...
  • Mejor opta por frutos secos naturales y/o tostados.
  • Evita los frutos secos fritos.
  • Evita los frutos secos especiados (suelen tener mucha sal, potenciadores de sabor...).
  • Evita los frutos secos salados.
Frutos secos

Los frutos secos sin aditivos ni sal son las opciones más saludables.Istock

También es importante saber que, los frutos se digieren mucho mejor si sufren alguna transformación culinaria como el tostado o remojado. A muchas personas les sienta muy mal en el estómago consumirlos en su versión cruda, por eso, aquí te dejamos los pasos para que su ingesta te caiga mejor al estómago:
  • Poner a remojar los frutos secos en un bol con agua durante 8-12 horas.
  • Después, retiramos el agua y podemos consumirlas así, o tostarlas.
  • También se pueden tostar directamente sin haberlas puesto en remojo. Dependerá de cómo te sienten al estómago.
De una u otra manera, consumir frutos secos es muy beneficioso para nuestra salud y por eso es recomendable consumir una ración de uno 30-40 gramos al día. Son muy nutritivos y energéticos, por lo que son el snack ideal.
tracking