Revista Mía
5773a8d7bcc59cd204bd0464

Los alimentos más ricos en fibra que debes añadir a tu dieta

Lentejas, garbanzos, avena... hay alimentos más ricos en fibra que otros. Te hablamos de los que no deben faltar en tu dieta por todas sus propiedades.

Autor: Mía
La fibra es un nutriente básico para nuestro cuerpo. Tanto es así que cada vez son más las personas que se preocupan por incluir en su dieta alimentos con un buen porcentaje de fibra. Hacerlo tiene muchas ventajas, y es que este compuesto consigue, entre otras cosas, nivelar los índices de glucosa en sangre y reducir el colesterolsanguíneo. Además, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a acabar con el estreñimiento, uno de los mayores problemas de la sociedad actual. El estrés y una mala alimentación traen consigo muchas complicaciones que se pueden resolver tomando un poco más de fibra en el día a día.
La cantidad diaria que, según los expertos, deberíamos tomar de fibra oscila entre 25 y 30 gramos, una cifra que se queda corta en la mayoría de los casos. Muchas veces no sabemos dónde conseguir ese plus de fibra que demanda el cuerpo. No te fíes de todos los preparados alimenticios que en sus etiquetados aseguran tener altos índices de fibra: puedes encontrarla en muchos alimentos de consumo habitual, frescos y naturales. ¡No es necesario recurrir a ningún suplemento!
Además de empezar a tomar conciencia sobre la importancia de esta sustancia y sobre los alimentos que realmente son saludables para tu cuerpo, también es importante encontrar las técnicas para empezar a incorporar fibra a tu dieta de manera progresiva. Un truco puede ser empezar a consumir más alimentos integrales como pasta o pan en lugar del tradicional pan blanco. Pequeños gestos como añadir unas semillas de chía al yogur también te ayudarán en este proceso.
En esta galería puedes encontrar un gran número de alimentos sanos, que te aportarán grandes cantidades de fibra además de otros nutrientes para tu cuerpo como son las vitaminas. Entre ellos están las frutas como las naranjas, pero también legumbres como los garbanzos o los guisantes. Tampoco hay que olvidar el poder que tienen los frutos secos y sus altos niveles de fibra. Apostar por los frutos secos, como los pistachos o las nueces, para un picoteo te ayudarán a alcanzar los niveles de fibra que tu cuerpo necesita.
tracking