Revista Mía

Alimentos potencialmente peligrosos que probablemente estén en tu despensa

En muchas ocasiones forman parte de nuestra lista de la compra y, aunque sean aparentemente beneficiosos, estos alimentos pueden generar un efecto perverso en nuestra salud si se abusa de ellos. Toma nota.

Autor: Mía revista.
Los controles de calidad y la legislación sobre la inocuidad alimentaria hacen posible que día a día podamos poner sobre nuestro plato comida totalmente segura. Aunque no hay que entrar en una paranoia, sí hay varios alimentos en nuestra despensa que pueden alterar nuestro cuerpo y crear malestar. ¿Te imaginas cuáles son?
Además de los productos ultraprocesados, que son perjudiciales para la salud, gran parte de los causantes de estas intoxicaciones o alteraciones se debe a la inconsciencia de consumir productos exóticos en malas condiciones higiénicas y sanitarias. Para evitarlas, es mejor no ingerir productos crudos o pocos cocinados. Este es el caso de los cerebros de mono que se pueden comer en Asia, un tentempié que suele comerse crudo y que puede resultar especialmente perjudicial para nuestro cuerpo. En esta misma línea se encuentra la carne cruda (tanto de pescado como de carne) que se ofrece en mercados o puestos callejeros de todo el mundo. El ejemplo más conocido es el de pez globo o fugu, que contiene en su hígado una neutoxina que puede causar la muerte. Un corte limpio en este pescado japonés es especialmente para salir con vida del restaurante.
A pesar de esto, no todas las intoxicaciones o peligros culinarios están causados por alimentos alejados de nuestras neveras. Existen multitud de productos que, mal ingeridos, pueden causarnos nauseas, vómitos, mareos y una seria de síntomas poco recomendables. En esta lista se encuentran las almendras amargas, por la cantidad de cianuro que contienen, también otro fruto seco como es el anacardo crudo, por su alto contenido en urushiol o las semillas de la fruta, por el porcentaje que contienen de ácido prúsico.
Si quieres evitar sufrir problemas digestivos o de salud, es buena idea que apuntes los alimentos que no están aconsejados para el consumo humano. Habitualmente estos son los que se localizan en la naturaleza y no han pasado ningún tipo de control (como pueden ser las bayas silvestres). Otros, ingeridos en grandes cantidades (hasta el empacho) pueden hacernos enfermar, como es el caso de las espinacas crudas. Echa un vistazo a esta galería, porque están muchos alimentos que no te esperas encontrar.
tracking