Revista Mía

Descubre todos los secretos de las endibias

Seguro que conoces de sobra esta hortaliza pero te sorprenderá saber todas las formas en las que puedes prepararlas y sus múltiples propiedades.

La endibia es considerada una hortaliza de invierno, en realidad es un cogollo alargado de hojas blancas y apretadas que aparece dejando crecer la raíz de escarola en la oscuridad.
Se trata de una hortaliza bastante moderna, ya que se descubrió alrededor de 1850, cuando un campesino de los alrededores de Bruselas se dio cuenta que las raíces de achicoria silvestre que habían abandonadas producían unos brotes alargados, de hojas amarillentas. Tras comprobar que estos brotes eran comestibles, se inició el cultivo endibia tal y como la conocemos hoy.
La endibia es una verdura que se suele vender empaquetada y refrigerada, porque es muy sensible. Para no fallar en la compra, elige aquellas que estén impolutas, bien limpias y sin presentar magulladuras. Su color ha de ser blanco intenso, excepto las puntas de las hojas, que presentan un tono verde amarillento. No compres aquellas que tengan manchas verdes oscuras o que tengan las hojas arrugadas.
En cuanto a sus cualidades nutricionales, las endibias ofrecen muchos beneficios a cambio de pocas calorías, al fin y al cabo las endibias solo nos aportan 17 calorías por cada 100 gramos. Son ricas en potasio, indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso; así como hierro, que previene la aparición de anemias. También encontramos entre sus hojas zinc, cobre y manganeso, y en menor cantidad contiene fuentes de calcio, fósforo y magnesio.
Asimismo, la endivia es un alimento diurético que ayuda a depurar líquidos, es por esto que son muy recomendadas en dietas de control de peso, ya  que previene la retención de líquidos.
Por otro lado, su contenido en vitaminas (E, B1, B2, B3, B6 y B9) aporta antioxidantes que permiten regular la circulación sanguínea, prevenir enfermedades cardiovasculares, así como mantener sano el sistema inmunológico.
Por último, cabe destacar su alto poder antienvejecimiento dado su alto contenido en vitamina C, que actúa sobre el sistema nervioso sintetizando serotonina, interviene en la formación de colágeno, estimula la fagocitosis y mejora la biodisponibilidad del hierro. Y esto sumado a la acción sinérgica del retinol, la vitamina E y C y su alto contenido en zinc, obtendremos una auténtica bomba antiaging formada por antioxidantes.
Como podrás comprobar a continuación, también son muy fáciles de preparar ya sea en ensalada o como primer plato. Descubre 10 sabrosas maneras de introducir las endibias en tu dieta.
tracking