Revista Mía

Legumbres, ¿por qué es tan importante incluirlas en tu dieta?

Te descubrimos por qué son tan importantes, cómo tomarlas y cuáles son sus beneficios.

Aunque durante mucho tiempo ocuparon un lugar privilegiado en la cocina de nuestras madres y a abuelas y en el recetario tradicional español, lo cierto es que las nuevas tendencias de cocina y la falta de tiempo en el ritmo de vida moderno, han desplazado a las legumbres de su puesto de honor.
Cuando hablamos de legumbres, nos estamos refiriendo a la semilla que crece en el interior de las plantas de la familia de las leguminosas. Según la FAO, las legumbres son un tipo de leguminosas que se cosechan únicamente para obtener la semilla seca. Las alubias secas, lentejas y guisantes son los tipos de legumbres más comúnmente conocidos y consumidos.
Su contenido en proteína oscila, dependiendo de la especie de legumbre, desde los 36gr. por cada 100gr. de la soja, una de las legumbres más proteicas, a los 1,83gr. por cada 100gr. de las judías verdes.
Si bien, esta proteína no en todos los casos es completa, ya que no contiene todos los aminoácidos esenciales. Para que esta proteína vegetal sea completa basta con acompañarla de una ración de cereal integral durante el día, una de las maneras más sencillas de conseguirlo es añadiendo arroz a nuestras recetas (no es necesario que sea durante la misma comida) para así completar los aminoácidos esenciales y hacer que la proteína se convierta en completa, al igual que la de la carne. Por ejemplo, un plato de lentejas tiene 24 gramos de proteína por cada 100 gramos, si lo combinamos con arroz o nueces, convertimos el plato en proteínas de alto valor biológico.
Estamos entonces ante un alimento que nos permite acceder a la proteína completa, de forma saludable, nutritiva, sin riesgos para nuestra salud y versátil y muy rica  a la hora de cocinar. Y, por si esto fuera poco, son una poderosa fuente de hierro, zinc, magnesio, sodio, potasio, selenio, calcio y vitaminas, especialmente del complejo B: como la B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), vitamina A, vitamina E y vitamina C.
Hemos buscado recetas fáciles y rápidas para que puedas consumir entre dos y cuatro raciones de legumbres a la semana, tal y como recomiendan los expertos. ¿Te apuntas al reto?
tracking