Revista Mía

Beneficios y propiedades de los arándanos

Muchos estudios avalan la eficacia de este fruto para prevenir enfermedades. Los arándanos son uno de los alimentos con más antioxidantes que existen. Te damos 11 razones para incluirlos en tu dieta.

El arándano es una de las frutas más saludables que existen gracias a su gran contenido en antioxidantes. Su consumo habitual puede evitar que a la larga sufras enfermedades propias del envejecimiento e, incluso, es un gran aliado para las dietas cuyo objetivo es perder peso. Gracias a diferentes estudios que se han concentrado en los beneficios y propiedades de los arándanos, podemos conocer a día de hoy todas las características positivas que proporcionan a nuestro organismo. Los arándanos son considerados como unas "superfrutas" gracias también a que son altamente nutritivos. ¡Parece increíble que una fruta tenga tantos beneficios!
Los arándanos aportan nutrientes que refuerzan el sistema inmunitario, protegen la salud del corazón, favorecen el desarrollo de diferentes funciones cognitivas, son buenos para el sistema digestivo y además, protegen nuestra vista y pueden ayudar contra las infecciones de orina.
Verás que mencionamos mucho una sustancia llamada flavonoides. Las propiedades antioxidantes de los arándanos se deben principalmente a su alto contenido en antocianinas, un compuesto de la familia de los flavonoides. Estos elementos son los responsables del color tan característico que tienen los distintos tipos de bayas. Un dato importante es que el ser humano no puede producir flavonoides, así que deben obtenerse a través de la alimentación.
Además de los flavonoides, los arándanos tienen ácidos fenólicos, un gran contenido en fibra, un alto contenido nutricional y un bajo contenido en grasas y calorías.
Siempre recordamos que lo ideal cuando vamos a comprar fruta y verdura es que sean de temporada porque serán mucho más frescas y nutritivas y nuestro bolsillo lo agradecerá. Entre febrero y mayo encontrarás en los mercados los mejores arándanos de calidad. 
Si no te apetece comer arándanos directamente, puedes incluirlos como ingrediente en algunas recetas de postres o batidos de frutas. Además, en la industria conservera tiene un papel cada vez más importante, así que podrías animarte a hacer una mermelada o jalea caseras cuyo principal ingrediente sean los arándanos. ¡Estará todo para chuparse los dedos! ¿Te hemos convencido ya de que los arándanos son una opción obligatoria para incluirla en nuestra dieta?
tracking