Revista Mía

Vuelve a la dieta sana después de los excesos de las vacaciones

Acaban las vacaciones y en esta época vuelven las ganas de resetear y ponernos a punto desde dentro. Consíguelo sin esfuerzos poniendo en práctica estos 10 consejos que te ayudarán a cambiar de hábitos.

Todo gran viaje comienza con un paso, ¿verdad? Nada puede haber más cierto. Con cada pequeño gesto vamos dirigiendo nuestra vida hacia una dirección… o hacia el lado contrario. Nadie se levanta un día siendo otra persona, pero las pequeñas acciones diarias van sumando y poco a poco convirtiéndonos en lo que somos o queremos ser.
Si tienes ganas de comenzar un estilo de vida más saludable, septiembre es el mes perfecto para hacerlo. Atrás ha quedado el verano y sus tentaciones -que si el chiringuito de turno, las tapas, los helados y la sangría- y el comienzo del curso y un clima algo más fresco nos dan impulso para comenzar con un nuevo estilo de vida. Pero, tal y como te decíamos, si te propones cambiar de la noche a la mañana lo más seguro es que te agobies antes de tiempo y te refugies en tus antiguos hábitos. Dicen que para que una costumbre se incorpore en nuestra vida en forma de hábito debemos hacerla durante aproximadamente un mes. Por eso, no esperes grandes cambios de la noche a la mañana si no quieres sentirte frustrado. Experimenta poco a poco y disfruta de los cambios que aprecias en tu vida y tu cuerpo.
Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud y tu calidad de vida es comenzar a hacer deporte, no hace falta que te pongas a correr kilómetros y kilómetros si nunca lo has hecho antes o que empieces con una clase de Crossfit cuando nunca antes habías levantado una pesa. El sentido común es importante en este punto, una larga caminata a paso ligero o una clase de yoga (ahora puedes hacerlas desde casa siguiendo multitud de tutoriales online gratuitos) pueden ser un gran comienzo. Escucha a tu cuerpo y dale lo que necesita, pero tampoco cedas espacio a la pereza.
Pero, ejercicio aparte, hay otros pequeños gestos que pueden servirte como trampolín para comenzar a tener una vida mucho más saludable y que quizá no conoces. Algunos de ellos solo requieren un simple ajuste de horarios y otros modificar sustancialmente tus hábitos, pero todos merecen la pena. ¿Estás dispuesto a darles una oportunidad?
tracking