Revista Mía

Descubre todos los beneficios de las castañas y sus usos en la cocina

Se trata de un fruto seco típico de otoño e invierno, es muy polivalente en la cocina y está repleto de propiedades y beneficios para el organismo. ¡Incorpóralas en tu dieta!

Llega el otoño y con él los alimentos característicos de esta nueva estación. Las castañas son el fruto seco por excelencia del otoño. La temporada de castañas empieza durante el mes de octubre y se alarga hasta diciembre aproximadamente.

Estas son muy versátiles ya que pueden consumirse de diversas maneras: asadas, crudas, cocidas, confitadas, deshidratadas, etc. siempre se ha tratado de un fruto seco muy demandado y amado por la población española, sin embargo, desde hace unos años, las castañas están teniendo cada vez más presencia en la cocina. Y es que no es para menos, ya que con ellas se pueden realizar cientos de recetas, tanto saladas como dulces. Se puede utilizar para la elaboración de bizcochos, tartas, pasteles y como no el clásico marrón glacé - la castaña es confitada para tomarla a modo de golosina, este dulce es típico de países como Francia e Italia aunque actualmente se encuentra en auge y cada vez son más los países que lo consumen-.

Las castañas también tienen un hueco en la elaboración de cremas y recetas saladas. Se suelen utilizar mucho para la preparación de salsas que acompañen a la carne, arroces, salteados, etc.

Propiedades de las castañas y beneficios para la salud

Este fruto seco está repleto de propiedades. Por cada 100 gramos de castañas encontrarás: 7g de fibra, 5g de grasa, 4g de proteínas, 40g de agua y otros 40g de hidratos de carbono. Entre sus minerales destaca el fósforo, potasio, selenio calcio, magnesio, hierro y sodio en mayor proporción. Tienen grandes cantidades de vitaminas B1, B3, B6 y ácido fólico.

No se trata de un fruto seco extremadamente calórico, por cada 100g están presentes unas 225 kcal. Como puedes observar la castaña es un fruto seco muy completo y todo el mundo debería incluir en su dieta.

  1. Fortalecen el sistema óseo: gracias a que son ricas en calcio, fósforo y magnesio, las castañas ayudan a prevenir enfermedades en el sistema óseo. 
  2. Recomendadas para personas que padecen diabetes: sus hidratos de carbono son de absorción lenta, por lo que no llegan a producir alteraciones de insulina en la sangre.
  3. Cuidan del corazón: estas aportan al sistema cardiovascular altas cantidades de ácidos grasos omega 6 y omega 3.
  4. Combaten la anemia: gracias a su alta concentración en hierro, las castañas son muy recomendadas para personas que padecen anemia ferropénica.
  5. Mejoran la salud intestinal: poseen un alto contenido en fibra, lo que facilita el proceso digestivo, cuidando de la flora intestinal y evitando el estreñimiento
  6. Alimento saciante: es un alimento que quita el apetito, por lo que debe incluirse en dietas hipocalóricas. 
  7. Estimula el correcto funcionamiento del sistema nervioso: las castañas son ricas en antioxidantes, lo que ayuda al sistema nervioso.

Este otoño disfruta de las castañas y de todos sus beneficios, ¿no sabes cómo incluirlas en tu cocina? no te preocupes, te damos unas cuantas ideas para que las incluyas en tu dieta. ¡Qué aproveche!

tracking