Revista Mía

Los quesos con menos calorías

¿Estás tratando de perder peso pero no quieres renunciar a este manjar? Entonces esto te interesa.

El queso es, probablemente, uno de los alimentos más adictivos que existen, y no solo lo decimos nosotras: lo dice también la ciencia. Un estudio de la Universidad de Michigan reveló que este derivado lácteo contiene unas sustancias químicas tan adictivas como las que provocan la adicción a las drogas.
Este manjar que muchos adoran (sobre todo en Francia y España, donde es más popular) también es por desgracia uno de los enemigos de la figura, pues normalmente tiene bastante grasa y sal. Sin embargo, no todo va a ser malo porque podemos disfrutar de este delicioso alimento a la vez que nos cuidamos, pues también nos aporta muchas interesantes propiedades.
El consumo moderado de queso aporta al organismo una cantidad importante de aminoácidos, así como de calcio (muy beneficioso para la salud de los huesos) y de proteínas. También es rico en vitamina A, vitamina B12 y ácido linoleico, clave en la salud coronaria y la buena memoria. Asimismo contiene grandes cantidades de zinc, riboflavina y fósforo.
El queso es el perfecto tentempié para picar entre horas (y si lo maridamos con un buen vino, mucho mejor), pero lo que suele pasarnos es que acabamos por excedernos y eso pasa factura a la figura. La clave está en la moderación.
En lo que a sus calorías respecta, que un queso tenga más o menos depende del grado de curación. Cuánto más curado esté un queso, más leche se utiliza y por tanto más grasas tendrá. El motivo es que en este proceso de elimina todo el agua dando como resultado una pieza compacta con bastantes calorías. Es decir, que si estás tratando de reducir las calorías que entran en tu cuerpo, lo mejor es que digas adiós al queso parmesano, el gruyere o el queso manchego. ¿Lo más recomendable? Apostar por los quesos frescos como el de Burgos, el queso feta o la mozzarella, que pueden consumirse de una manera más frecuente que los que son más grasos.
¿Estás a dieta y no quieres renunciar al queso? Pues toma nota de los 5 quesos con menos calorías que sí puedes consumir sin tirar por tierra tus esfuerzos.
tracking