Revista Mía

La guía que necesitas para conocer todo sobre los alimentos funcionales

Yogures enriquecidos con calcio, cereales con fibra añadida... Te contamos cuáles son los alimentos funcionales y qué beneficios aportan.

En los últimos años, la preocupación por la alimentación saludable no ha dejado de crecer. En este contexto, la industria alimentaria ha comenzado a desarrollar alimentos conocidos como funcionales, que no son más que alimentos tradicionales a los que se les ha añadido algún nutriente para mejorar la salud, ya sea calcio, vitaminas o fibra, entre otros.
El concepto de alimento funcional no es nuevo, pues surge en Japón allá por los años 80. Los expertos en salud de dicho país llegaron a la conclusión de que para controlar los gastos sanitarios derivados de la mayor esperanza de vida de la población había que garantizar una mejor calidad de vida. De este modo nace el concepto de alimentos que mejoran la salud y reducen el riesgo de desarrollar enfermedades. En Europa no se introdujeron hasta mediados de los 80.
Los alimentos funcionales pueden ser naturales, o bien aquellos a los que se ha añadido algún componente saludable o bien a los que se ha modificado la biodisponibilidad de alguno de sus componentes. Para ser considerados como tal, este tipo de alimentos han de presentarse en forma de consumo cotidiano y sus beneficios deben poder comprobarse dentro de cantidades que se consumen de manera normal.
Alimentos funcionales son aquellos que no solo aportan nutrientes, sino que su consumo aporta numerosos beneficios al organismo (siempre según la evidencia científica). Estos alimentos disminuyen los factores de riesgo que dan lugar al desarrollo de numerosas enfermedades. Nos referimos a la verdura, la fruta, el aceite de oliva o los frutos secos. Los alimentos funcionales enriquecidos son aquellos a los que se le añaden micronutrientes esenciales (vitaminas y minerales, por ejemplo) para incrementar su calidad nutricional haciéndolos todavía más saludables. La sal yodada, los yogures enriquecidos con calcio y vitaminas, margarinas enriquecidas con fitoesteroles son los más comunes que podemos encontrar en cualquier supermercado.
Ahora bien, ¿son necesarios? Realmente no. Aunque pueden resultar muy recomendables en personas con algunas carencias (por ejemplo, una persona con osteoporosis puede beneficiarse mucho de alimentos enriquecidos con calcio), para la población general no son fundamentales. Sin embargo, nunca viene mal conocer cuáles son y saber qué beneficios aporta cada uno. Te lo contamos en la galería.
tracking