Revista Mía

Los alimentos más adecuados para cuidar cada órgano

A cada órgano, su alimento: te contamos cuáles son los mejores ingredientes para cuidarte desde dentro.

Llevar una alimentación saludable en la que prioricemos el consumo de verduras, frutas, proteínas de buena calidad y legumbres es el primer paso para disfrutar de una buena salud. La Organización Mundial de la Salud recomienda la ingesta diaria de más de 400 gramos de frutas y verduras para prevenir el desarrollo de enfermedades como diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer.
Llevar una vida sana se consigue reduciendo el consumo de sal en favor de alternativas más saludables que ayudan a mantener el corazón sano, priorizando el consumo de fruta y verdura fresca y, siendo conscientes de la importancia de incluir en cada comida alimentos de todos los colores. De hecho, esta es una de las claves de la dieta arcoíris, que promueve el consumo de ingredientes de según qué color en función a los beneficios que estos aportan a las diferentes partes del cuerpo.
En una dieta equilibrada no deberían faltar los hidratos de carbono complejos, las frutas y verduras, las legumbres y, por supuesto, las proteínas (ya sean de origen animal o vegetal). Sin embargo, conviene saber que cada órgano tiene sus propias necesidades y se verá más beneficiado de según qué nutriente. Por ejemplo, el cerebro necesita grandes aportes de glucosa para funcionar correctamente. Este monosacárido se puede obtener de los hidratos de carbono complejos como las legumbres o los cereales integrales.
En la salud del corazón (y, por supuesto, en la de todo el cuerpo) influyen mucho las frutas y verduras, que, como hemos dicho anteriormente, previenen el desarrollo de ciertas problemáticas asociadas a este órgano, como la hipertensión o el exceso de colesterol malo en la sangre.  Por su parte, el estómago se ve muy beneficiado de alimentos como la avena gracias a su aporte de fibra y mucílagos que suavizan la mucosa del estómago. Las comidas con exceso de grasa y los fritos no son recomendables para la salud, ya no solo de esta parte del cuerpo, sino para la salud general.
Como ves, cada órgano se beneficia especialmente de determinado tipo de nutrientes. En esta galería te contamos cuál va mejor a cada uno para que te cuides desde el interior.
tracking