Revista Mía

Trucos para comer más fruta y verdura

Si sientes que te cuesta introducir en tu dieta fruta y verdura, toma nota de estos consejos para ayudarte a añadirlas sin aburrirte.

Las frutas y verduras son imprescindibles en una dieta equilibrada. Según la Organización Mundial de la Salud, debemos consumir al menos dos raciones de fruta y tres de verdura al día. Entre sus beneficios se encuentra su elevado aporte de vitaminas, su riqueza en fibra, antioxidantes y minerales. Son, por tanto, esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.
Se ha demostrado que tanto frutas como verduras, ambas pilares de la dieta mediterránea (una de las más saludables del mundo) son estupendos alimentos para prevenir enfermedades cardiovasculares, trastornos digestivos, algunos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas, además de ayudarnos contra el sobrepeso y la obesidad, pues su aporte calórico suele ser muy bajo.
Aunque todos somos conocedores de sus múltiples bondades para la salud, a menudo descuidamos su consumo. Normalmente acordándonos de ellas cuando nos ponemos a dieta, pero siempre deberían estar en nuestros menús diarios. A veces sucede que nos da pereza consumir fruta y verdura porque no sabemos cómo cocinarlas y acabamos recurriendo a platos sosos que nos hacen pensar que este tipo de alimentos son aburridos, pero lo cierto es que no tienen por qué serlo si sabemos cómo sacarles partido. Otras ocasiones, el ritmo de vida que llevamos hace que acabemos recurriendo a otras opciones más rápidas para no tener que perder tiempo cocinando. Alternativas que, por lo general, suelen ser mucho más calóricas y menos saludables. 
Aportar a la dieta esas cinco raciones de fruta y verdura necesarias no es tan complicado. Si eres de esas a las que comer fruta y verdura les da mucha pereza, aquí encontrarás algunas ideas que te facilitarán un poco esta tarea. Sustituir las patatas fritas por una guarnición con ensalada, llevar siempre fruta a mano para matar el gusanillo o sustituir los platos de pasta por su versión verde son buenas ideas para introducir estos alimentos saludables en nuestra dieta. Y no, bebernos un zumo de naranja no es lo mismo que comernos la fruta entera, aunque en muchas ocasiones pensemos que sí.
Te proponemos ocho ideas apetecibles para empezar a introducir más fruta y verdura en tu dieta, y mejorar tu alimentación. ¡Ya no hay excusas!
tracking