Revista Mía

La mejor dieta para tu cerebro: 10 alimentos que no pueden faltar

Hay que alimentarlo intelectualmente y también nutricionalmente. Frutas, verduras, pescado, frutos secos... esto es lo que necesitas para cuidarlo y mantenerlo a pleno rendimiento. Piensa en ello y no lo olvides.

Eres lo que comes, no hay nada más cierto. La alimentación es clave para mantener la salud de tu cuerpo y también de tu mente. Por eso, te vamos a presentar la mejor dieta para tu cerebro con diez alimentos que no pueden faltar, aunque no son los únicos. La teoría ya deberías sabértela, se recomienda seguir una alimentación con muchas frutas, verduras, legumbres y granos enteros, sin olvidar las proteínas y las grasas saludables. Así ayudarás a un correcto funcionamiento de la actividad cerebral, ayudarás a mejorar tu memoria y a prevenir la demencia.
Los alimentos ricos en vitaminas, minerales como el magnesio, el potasio o el zinc, y ácidos como el Omega 3 son fundamentales en esta dieta para el cerebro. En esta lista se encuentran las verduras de hoja como las acelgas, las coles, los cítricos y el pescado azul, todos ellos proporcionan múltiples beneficios para el organismo y es recomendable incluirlos en la pauta nutricional de una manera equilibrada. Gracias a ellos puedes protegerlo de los daños que provoca el paso del tiempo y también fomentar un correcto funcionamiento. Todo está relacionado, así que cuanto te mimes por dentro, más lo notarás por fuera.
Quizá no lo sepas pero la composición de cada comida tiene un efecto directo en la producción de las señales químicas del cerebro. Estas sustancias, responsables de la transmisión de información a lo largo del sistema nervioso, son los llamados neurotransmisores y pueden modularse en parte por nuestra alimentación. Así, la dieta influye en nuestro estado de ánimo, en los procesos de ansiedad o depresión y en el sueño. Cada neurotransmisor tiene una misión específica y requiere de unos determinados nutrientes que les proporcionan distintos alimentos. Por ejemplo, el triptófano,  presente en los lácteos, los huevos o el plátano es el encargado de sintetizar la serotonina, relacionada con las emociones. Si falta, lo notarás en tu organismo.
La glucosa es la gasolina que necesita nuestro cerebro para funcionar... y has de dársela, pero en la cantidad adecuada. Esto no quiere decir que tengamos que consumir azúcar a granel, pues todos los alimentos que ingerimos nos la aportan especialmente los carbohidratos: cereales, tubérculos, legumbres, productos lácteos, frutas y verduras.
Dicho esto y para facilitarte un poco las cosas sin que tengas que hacer un estudio pormenorizado antes de elaborar un menú, repasamos 10 productos que deben formar parte de esta dieta para el cerebro sí o sí.
tracking