Revista Mía

¿Tomas demasiada comida procesada? Con estas señales puedes darte cuenta

¿Comes muchos alimentos poco saludables a pesar de que sabes que son malos para tu salud? Podrías tener una adicción...

¿A menudo te das cuenta de que comes más de lo que realmente deseas comer? ¿Te cuesta mucho esfuerzo dejar de comer? ¿No puedes evitar comer alimentos poco saludables aunque sabes que son bastante malos para ti? El factor común de todas estas experiencias estresantes es la presencia de una adicción. A menudo, no sabemos que nos hemos vuelto adictos a una actividad o a una sustancia hasta que queremos frenar o parar de hacerla o consumirla y descubrimos que nos cuesta más de lo que pensamos.
Cada vez hay más pruebas y evidencias de que cada vez hay más personas están experimentando signos de adicción en el consumo de los alimentos procesados. Los estudios apuntan que la adicción a los alimentos procesados ha crecido sustancialmente desde el año 2009. Aunque algunas personas pueden controlar su consumo de estos alimentos y evitar el desarrollo de enfermedades relacionadas con la dieta, lo cierto es que cada vez son más las que descubren que no pueden. En 2018, se calcula que los adolescentes de Estados Unidos consumían aproximadamente el 67% de sus calorías en alimentos procesados, frente al 61% en 1999. Además, cada vez hay más personas en todo el mundo que sufren obesidad debido a unas conductas alimentarias malas..
¿Qué hacer ante una adicción a la comida basura? Empieza a educarte a tí misma y a reconocer los síntomas para poder empezar a buscar una solución apropiada. Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, existen unos 11 criterios de diagnóstico para el alcoholismo que pueden extrapolarse fácilmente a comportamientos asociados con la alimentación no deseada.  Comer por otros motivos o razones que no sea tener hambre (como por tristeza, por ansiedad, por nervios o por aburrimiento), el tener problemas para mantener el peso o para adelgazar incluso haciendo dieta, tener antojos constantes, dejar de hacer otras cosas por priorizar la comida o dedicar demasiado tiempo del día a comer o a cocinar pueden ser síntomas de una adicción a la comida procesada o ‘basura’. ¡Aquí tienes los 10 más importantes que deberías empezar a vigilar! ¿Te suena alguno de ellos? ¡Cuidado!
tracking