Revista Mía

Formas deliciosas de utilizar la naranja en cocina

Recopilamos nuestras ideas favoritas para mostrarte la versatilidad de un producto que no puede faltar en casa en los próximos meses.

A muchos noviembre “les sabe” a otoño, a hojas amarillas y marrones que se caen de los árboles. A otros, los que pensamos 365 días al año los 7 días de la semana en comida, nos sabe a naranja, la fruta que llevamos esperando durante muchos meses para tenerla en nuestros fruteros.
Aunque ya desde octubre hay algunas naranjas nacionales tempranas, es a partir del onceavo mes del calendario cuando irrumpe con fuerza en fruterías y supermercados este manjar de origen nacional, con las valencianas a la cabeza.
Como te explicamos en esta pieza, son múltiples las variedades de esta joya frutícola que también se produce en otras zonas de España como Murcia, Extremadura y Andalucía, y es por ello que su temporada se alarga hasta verano con las variedades que se utilizan sobre todo para hacer zumo.
Cambia el tamaño, pero también la acidez, la jugosidad, la textura y, cómo no, el sabor. Las más dulces son las que casi todo el mundo prefiere para tomar en mesa, mientras que, como te contamos en esta pequeña guía, las ácidas se suelen usar para elaboraciones como el zumo, los postres o los platos salados.
Y es que la naranja es una fruta con muchísimo recorrido, que va más allá de pelar y degustar en crudo. Se pueden hacer auténticos manjares con su zumo, con su piel rallada y en ocasiones también con su pulpa. A continuación, te contamos algunas de las ideas que más nos gustan de todas las que hemos probado para mostrarte la versatilidad que tiene este producto que no puede faltar en tu mesa en los próximos meses.
Verás que no son solo recetas dulces, ni mucho menos, ya que por sus características ácidas y por su aroma intenso e inconfundible, la naranja, como pasa con el limón o lima, sin ir más lejos, es el complemento perfecto también en platos salados de carne y pescado. Solo necesitas conocer la idea para poder desarrollarla luego en casa y atreverte a hacer pruebas con ella porque no tienes nada que perder; será difícil que la naranja empeore cualquiera de tus recetas caseras. Y menos si tomas nota de lo que compartimos contigo a continuación.
Y recuerda que no es lo mismo el zumo que la fruta entera…
tracking