Revista Mía

Las 5 hortalizas que no deberían faltar en tu cocina para una dieta saludable

Nutritivas y saludables, las hortalizas son un pilar básico de la dieta mediterránea, pues son ricas en fibra, minerales, agua y vitaminas.

Autor: Inés de la Fuente / Vídeo: Pablo Cantudo
Las frutas y verduras son el pilar básico de la dieta mediterránea, y no pueden faltar en nuestros menús. La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de 5 raciones de fruta y verdura al día. De este modo podemos evitar el desarrollo de enfermedades como obesidad, diabetes y ciertos tipos de cáncer. Aunque a veces nos cuesta un poco hacerles un hueco en nuestros platos, hay muchos trucos para aumentar su consumo.
Según la última Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española (ENIDE), el 54% de los adultos no toma verdura cada día. Un porcentaje que todavía es mayor (el 63%) en niños. Aunque no son los alimentos que suelen preferir, es clave que desde pequeños le inculques buenos hábitos, incidiendo especialmente en la importancia de este tipo de alimentos. Consumir frutas, verduras y hortalizas es muy importante para que el organismo obtenga los nutrientes clave para el cumplimiento de diferentes procesos.
En todas sus variedades, cocinadas o frescas, estos alimentos son clave para conseguir un estilo de vida saludable. Frutas, verduras y hortalizas son muy ricas en fibra, lo cual nos ayuda a mantener la sensación de saciedad durante más tiempo y a cuidar el intestino. Además, si estás tratando de perder o mantener el peso, también son alimentos a tener en cuenta, pues su contenido en calorías suele ser muy reducido y no aportan colesterol.
Su riqueza en vitaminas y minerales también es otro aspecto a destacar. Por ejemplo, la vitamina C, presente en cítricos, brócoli, pimiento rojo o tomates. Se trata de un micronutriente muy importante para la salud, pues participa en un montón de procesos: aumenta la asimilación de hierro, ayuda a neutralizar los radicales libres e interviene en la síntesis de colágeno, entre otras funciones. Por otro lado, la vitamina A presente en tomates y pimientos es importante para el funcionamiento normal de la retina del ojo, pues previene los trastornos oculares y la ceguera nocturna. La vitamina B9 (ácido fólico) se encuentra fundamentalmente en las hojas de los vegetales, mientras que las vitaminas E y K se encuentran en guisantes, espinacas, lechuga, zanahoria, tomate y coles. En cuanto a los minerales, potasio, calcio, sodio y magnesio son los que más abundan en las hortalizas.
A continuación, te contamos cuáles son las hortalizas más saludables que nunca deberían faltar en tu dieta.
tracking