Revista Mía

Los trucos para triunfar con el marisco estas Navidades: conócelos uno a uno

Almejas, cigalas, bogavante, buey de mar, ostras... Son los protagonistas de las reuniones familiares, pero hay que saber prepararlas y cuáles son sus propiedades nutricionales.

Si hay un plato estrella en las distintas comidas y cenas navideñas ese es el marisco. Muchas ya lo habréis comprado y lo tendréis congelado, otras esperaréis a última hora. Sea como sea, lo habitual es recurrir a la pescadería o marisquería de confianza para asegurarnos de esté fresquísimo. Ahora bien, para triunfar con el marisco estas fiestas es muy importante saber cocinarlo. Les expertos de es Cofradía Marina en Sanlúcar de Barrameda han compartido con nosotros algunos trucos conseguir un resultado perfecto.
Si vas a cocerlo tú misma en casa, esto es lo que debes tener en cuenta.
La cocción es uno de los puntos más importantes para realzar el sabor, y el tiempo variará de acuerdo al tipo de marisco. Si deseas cocerlos frescos lo mejor es comprarlos vivos. "Para el momento de la cocción, recomendamos ponerlos en una cazuela con hielo, vinagre y abundante agua. Así podrás limpiarlos de manera natural y sin causarles fractura alguna, ya que, si se hace un mal corte, sus jugos se derramarán y el sabor ya no será el mismo", nos cuentan en la cofradía. Ponlos al fuego en una olla grande con 30 gramos de sal por litro de agua; el agua debe siempre cubrir los productos. Se echan antes de hervir el agua, ya que si lo haces después, probablemente empiece a desmembrarse.
- Algunos tiempos: La cocción óptima de las langostas y bogavantes es de 10 minutos aproximadamente. Las gambas y cigalas tardan 3 minutos y los centollos unos 4 minutos. Una vez cocidos se dejan reposar con sal y hielo. Si el marisco es congelado, puedes cocerlos descongelados y sin descongelar, sólo varía que en el segundo caso debes echarlos en el agua después de la primera ebullición.
Cómo hacer los mariscos a la plancha.
Tanto frescos como congelados, esta manera de cocinarlos es la preferida por muchos, con distintos aderezos. Los crustáceos grandes como los bogavantes o las cigalas conviene partirlos por la mitad para que se hagan bien en la plancha. "También se les puede dar un pequeño hervor de 1 a 3 minutos antes", nos aconsejan los profesionales de la Cofradía Marino.
En cambio, si tenemos gambas, langostinos o cigalas pequeñas se puede poner enteras a la plancha¡. El proceso también tiene su miga: pon la sartén o parrilla a fuego lento, luego añade unas gotas de aceite de oliva y sal de manera uniforme en toda el recipiente. Cuando veas que empieza a crepitar la sal, es el momento de poner los mariscos. El tiempo de cocción no es exacto, así que, simplemente, si ves que el marisco empieza a cambiar de color, debes darle la vuelta.
Recetas hay muchas y tipos de marisco también. Aquí tienes los 10 más populares, con sus propiedades nutricionales para que sepas lo que comes.
tracking