Revista Mía
553e55d41422f6ce4d1904cd

Aprende a Resolver Problemas

No es fácil enfrentarse a los problemas y los conflictos. Por eso, contar con técnicas psicológicas para saberlos gestionar es necesario. Uno de los métodos más respetados es el propuesto por Thomas D'Zurilla...

No es fácil enfrentarse a los problemas y los conflictos. Por eso, contar con técnicas psicológicas para saberlos gestionar es necesario.  Uno de los métodos más respetados es el propuesto por Thomas D'Zurilla y Marvin Goldfried. Toma nota:
-Oriéntate al problema. El objetivo es mantener una actitud favorable para buscar soluciones. Ve los problemas como retos, sé optimista (piensa que el problema tiene solución y que vas a dar con ella). Siéntete capaz. Olvídate de las actitudes pasivas y victimistas que no te aportan nada, que sólo te restan fuerza y minimizan.
-Define el conflicto. Identificar de forma adecuada el problema es un paso fundamental para resolverlo. Responde a estas preguntas: quién está implicado, qué está ocurriendo, dónde, cuándo, cómo, por qué sucede, cómo me estoy sintiendo, qué es lo que quiero.
-Crea alternativas. Se trata de crear el mayor número posible de salidas, ya que así será más probable dar con la solución más efectiva. Para conseguirlo, usa la técnica de tormenta de ideas (genera todas las ideas que puedas, sin criticarlas, en torno al conflicto).
-Toma de decisiones. Evalúa que alternativas parecen más adecuadas y decide en consecuencia, valorando los pros y los contra de cada una a corto, medio y largo plazo. Tal como aconseja el filósofo Lou Marinoff "conviene ser radical a la hora de considerar las opciones y prudente a la hora de escoger la correcta". Una vez elegida, tradúcela en objetivos concretos y propón estrategias específicas para su puesta en práctica.
-Puesta en práctica. Es la hora de ponerse manos a la obra. valora si la alternativa elegida está resolviendo el problema, dándole un tiempo prudencial de resolución.
tracking