Revista Mía

Velas, Conoce su Poder

Sanadoras, espirituales, relajantes, estimulantes..., las velas favorecen nuestro equilibrio físico y emocional. El fuego se ha considerado un ente vivo y con poder desde tiempos prehistóricos....

Sanadoras, espirituales, relajantes, estimulantes..., las velas favorecen nuestro equilibrio físico y emocional. El fuego se ha considerado un ente vivo y con poder desde tiempos prehistóricos. Muchas creencias antiguas sostienen que su visión nos transporta a otro nivel de conciencia.  De ahí que las velas siempre se hayan usado en los rituales como una fuente de conexión con lo sagrado o mágico. Las velas son capaces de crear ambientes especiales, de potenciar la meditación y la concentración, de ayudarnos a concectar con nuestro yo más profundo. En estas fechas tan señalas son una buena ayuda para conseguir paz, equilibrio...
¿Cómo actúan? Su vibración energética depende de su color y cera.  Respecto al color, dejando a un lado las negras, que tienen connotaciones negativas, las cualidades de sus diferentes tonos son:
Blancas: aportan protección, paz, equilibrio y  claridad mental. Es muy conveniente para reflexionar y tomar decisiones.
Rojas: posee efectos estimulantes sobre todo el organismo. Activa la calidez, la pasión, la valentía y la toma de decisiones.
Violetas: calmantes y equilibrantes, potencian la creatividad artística y protege a nivel psicológico.
Doradas: brindan energía, entendimiento y sabiduría. Combate las dudas y el miedo.
Naranjas: aumentan la alegría, el optimismo y la positividad, y potencia la autoestima.
Verdes: contribuyen a la relajación y alivian el estrés.
En función de los aceites esenciales que incorporen su cera, las velas pueden estimular las zonas cerebrales donde se hallan las emociones, la memoria, la intuición y la energía sexual:
Romero: ideal en estados de agotamiento mental.
Lavanda: actúa contra los pensamientos negativos.
Naranja: combate la depresión y la tristeza.
Sándalo: tiene efecto calmante y antiestrés.
Pachulí: favorece el descanso nocturno, alivia el insomnio y la depresión.
Menta: estimula la mente, renueva el espíritu.
Eucalipto: descongestiona y purifica.
Para saber más, lee: El poder mágico de las velas, VV. AA. Editorial De Vecchi, 13 euros.
tracking