Revista Mía

El Lado Bueno de la Soledad

A muchas personas estar solas les produce angustia, pero la soledad puede ser una gran oportunidad para reflexionar, construirse y conocerse mejor. Si la soledad se enfoca como una carencia produce sufrimiento....

A muchas personas estar solas les produce angustia, pero la soledad puede ser una gran oportunidad para reflexionar, construirse y conocerse mejor.
Si la soledad se enfoca como una carencia produce sufrimiento. Si, por ejemplo, nos hallamos inmersos en una separación es normal sentirse mal estando solo y tender a ocupar el tiempo de forma compulsiva. Pero la soledad, vivida de forma sana, es fuente de muchos beneficios:
-Estar solo al menos unas horas al día es necesario. Necesitas aprender a convivir contigo mismo. Si evitas decir que no a lo que no te gusta por miedo a quedarte solo, entonces, tienes pánico a la soledad y eres dependiente emocionalmente. No te preocupes, todo puede mejorar, pero recuerda que el objetivo principal es que tomes las riendas de tu vida. Debes ser claro y exponer tu situación ante ti mismo. Si no te sientes con valor para exponer tus ideas y sentimientos, acude a un experto que te ayude.
-Anota tus pensamientos. La gente que huye de la soledad también se evade de sí misma. Prefiere no enfrentarse a sus temores. Apunta en un cuaderno tus pensamientos negativos y reflexiona sobre ellos. Advierte que ideas te asustan y procura pensarlas de otra forma; reenfocarlas. Cuando te asalte un temor, contrarestalo con un pensamiento positivo.
-Trabaja tu autoestima. Realiza lecturas que te impulsen a reflexionar, que te ayuden a tener conciencia de tu situación. Aprende de todo lo que te ocurra.
-Medita. Practica meditación te ayudará a conocerte mejor.
-Retoma tus aficiones si las has dejado. Recuerda qué te gustaba, con qué te divertías y foméntalo.

Etiquetas:

tracking