Revista Mía

¿Cómo Lidiar con Alguien que Siempre quiere Llevar Razón?

Detrás de una persona obstinada casi siempre podemos encontrar una gran necesidad de ser escuchado. "Y, aunque pareza paradójico esta es la razón por la que no escucha a los demás", explican Raimon Gaja...

Detrás de una persona obstinada casi siempre podemos encontrar una gran necesidad de ser escuchado. "Y, aunque pareza paradójico esta es la razón por la que no escucha a los demás", explican Raimon Gaja y Mª José Mateo en su libro Con la familia bien, gracias (Debolsillo). En su mente sólo hay una idea: "No me escuchan y debo conseguir que lo hagan". ¿Cómo podemos proceder con alguien así?
-Escúchale sin interrupciones: para evitar que tome una actitud obstinada y la conversación resulte imposible, conviene mantener una escucha activa. Así que no le interrumpas mientras exponga sus argumentos Y demuéstrale que te interesa su punto de vista mediante gestos y con pequeñas alocuciones al hilo de su discurso. Si no te pones en su lugar y dejas tus pensamientos a un lado, te será imposible hacerlo. Se trata de dejar temporalmente de lado nuestro punto de vista y asomarnos con curiosidad haci nuestro interlocutor.
-Concédele su parte de razón: si lo escuchas de forma activa, seguro que eres capaz de encontrar aunque sólo sea una mínima parte de razón en sus argumentos. Díselo porque será la forma de acabar con su obstinación.
-Expón tus argumentos. Después, pasa a explicarte tú. A esa altura de la conversación, él estará más abierto y receptivo. Entonces, comienza el verdadero diálogo.

Etiquetas:

tracking